CARTA ORGANICA
 


INDICE
 

CARACTER Y PRIVILEGIO DEL BANCO (art. 1° a art. 4°)

  DOMICILIO Y SUCURSALES (art. 5° a art. 6°)
  GARANTIAS - LIMITES DE LA CIRCULACIÓN DE VALORES (art 7° a art. 12°)
  CAPITAL - FONDO DE RESERVA OBLIGATORIO - SU COLOCACION (art. 13° a art. 17°)
  OPERACIONES (art. 18°)
  TITULOS HIPOTECARIOS (art. 19° a art. 34°)
 

BONOS DE CREDITO HIPOTECARIO (art. 35° a art. 38°)

    OBLIGACIONES HIPOTECARIAS (art. 39° a art. 41°)
    PRESTAMOS (art. 42° a art. 79°)
    VENTA DE PROPIEDADES HIPOTECADAS (art. 80° a art. 89°)
    REPRESENTACION Y ADMINISTRACION (art. 90° a art. 103°)
    DISPOSICIONES GENERALES (art. 104° a art. 112°)
    DISPOSICIONES TRANSITORIAS (art. 109° a art. 113°)
    REFERENCIAS
   

 

APENDICE NORMATIVO:

  • Ley 10.976 - Departamento Financiero de la Habitación.

  • Ley 14.469 - Se declara extinguida la personería jurídica

  • del departamento financiero de la habitación (*).

  • Ley 14.659 - Caja Nacional de Ahorro Postal. Se suprime (*)

  • Ley 14.666 - Plan Nacional de Viviendas. Se sustituyen disposiciones de la Ley 13.728 por la que se estructuró (*).

  • Ley 14.683 - Ex Dirección Nacional de Vivienda. Se dispone la transferencia de sus bienes al Banco Hipotecario del Uruguay (*).

  • Ley 14.872 -  Viviendas Rurales. Se exonera de determinados aportes, a la construcción, ampliación, etc., de las destinadas a la explotación agropecuaria (*).

  • Ley 15.034 - Se declara que el Fondo Nacional de Vivienda 

    creado por la ley 13.728, integra el patrimonio del Banco Hipotecario.

 

CARACTER Y PRIVILEGIO DEL BANCO

 

Artículo 1° - Declárase:

  • Que el Estado se hizo cargo del activo y pasivo del Banco Hipotecario del Uruguay, a partir de la ley de 8 de junio de 1912, por la cual dispuso que el Poder Ejecutivo procediera a la adquisición de sus acciones, en forma amigable o por vía de expropiación.
  • Que, en tal virtud, todos los bienes, contratos, obligaciones, derechos y acciones del Banco, pasaron de pleno derecho al Estado, sin necesidad por tanto, de otros requisitos para su transmisión, el que continuó su administración de acuerdo con las disposiciones de la ley citada y de las que la complementaron y ampliaron; y
  • Que, en consecuencia, quedan considerados los poderes del Directorio, desde que fue nombrado por el Poder Ejecutivo con la venia del Senado, con el mismo valor que tendrían y como si hubieran sido regularmente otorgados por los accionistas, en virtud de designación hecha de acuerdo con los estatutos.

 

Artículo 2° - El Banco Hipotecario del Uruguay, creado por la ley de 24 de marzo de 1892, sobre la base de la Sección Hipotecaria del extinguido Banco Nacional, y adquirido por el Estado, en virtud de la ley de 8 de junio de 1912, se regirá en lo sucesivo por las disposiciones que se establecen en esta ley.

En cuanto sea posible y no lesione derechos adquiridos, se aplicarán también sus preceptos, a los contratos o préstamos hipotecarios celebrados con anterioridad a su promulgación.

Artículo 3 - DEROGADO (1)

Artículo 4° - El Banco será considerado persona jurídica, capaz de todos los derechos y obligaciones que tal circunstancia implica con arreglo a las leyes.

 

 

DOMICILIO Y SUCURSALES

 

Artículo 5° - El Banco tendrá su asiento principal y domicilio legal en la ciudad de Montevideo.

Artículo 6° - Podrá establecer sucursales o agencias, con carácter permanente o transitorio, en cualquier localidad del país.

 

GARANTIAS

 

LIMITES DE LA CIRCULACIÓN DE VALORES

 

Articulo 7 – El capital, reservas y provisiones del Banco, así como sus bienes y rentas, garanten, con sujeción a las leyes, el pago de sus obligaciones.

Artículo 8° - El Estado garantiza el servicio de intereses y amortizaciones de las Cédulas, Títulos y Obligaciones Hipotecarias del Banco, el pago de los Bonos, el de los depósitos que se hagan en su caja de ahorros y, en general, todas las operaciones que realice.

Artículo 9°- Para la emisión de títulos, bonos y obligaciones hipotecarias, así como para celebrar las operaciones indicadas en el inciso 3° del artículo 18, se requiere resolución favorable, tomada por cinco votos, por lo menos, de la totalidad de miembros del Directorio, el acuerdo del Poder Ejecutivo y la autorización del Poder Legislativo. (2)

Artículo 10° - Los informes o certificados que solicite el Banco para los préstamos, ampliaciones y novaciones que acuerde para la constitución de hipotecas por sumas que en conjunto no superen la cantidad de N$ 5.000 y para los préstamos y compra ventas de colonización y especiales de viviendas, serán expedidos en papel común por los Registros de la propiedad inmueble, y libre de todo derecho, los que procedan de Registros de propiedades del Estado y de las demás oficinas del mismo. Dichos informes y certificados serán para uso exclusivo del Banco, el que los conservará en su archivo, salvo aquellos que hayan sido abonados por los interesados, en cuyo caso les serán entregados a éstos.

Artículo 11° - Las copias de las escrituras que se extiendan con motivo de las operaciones indicadas en el artículo anterior quedan exentas de papel sellado y de los derechos de inscripción en los Registros propiedad del Estado.

Artículo 12° - Los edificios de propiedad del Banco, ocupados por sus oficinas, su correspondencia (3), las cédulas, títulos, bonos y obligaciones hipotecarias y las operaciones que realice de acuerdo con la enumeración que hace el artículo 18, estarán exentos de contribución inmobiliaria, sellos, timbres e impuestos fiscales y municipales.(4)

Estará exento también, el Banco, de sellados (5) y cualquier clase de derechos e impuestos, en las actuaciones o gestiones en que intervenga, por sí o en representación de terceros; ante los Tribunales y Juzgados de la República, o ante cualquier otra autoridad pública.

Las propiedades adquiridas por ejecución o cesión en pago, sólo pagarán el 50% de la contribución inmobiliaria.(6)

 

CAPITAL

FONDO DE RESERVA OBLIGATORIO SU COLOCACION

 

Artículo 13° - Su capital queda fijado en la suma de $ 555.000.000 (quinientos cincuenta y cinco millones de pesos). (7)

Artículo 14° - El Banco Hipotecario del Uruguay, deberá constituir un fondo de reserva, con los beneficios líquidos anuales que resulten después de establecer las provisiones y previsiones, que demande la naturaleza y situación de las operaciones realizadas.(8)

Artículo 15° - La única contribución por cualquier concepto, que el Banco Hipotecario del Uruguay deberá eventualmente verter a Rentas Generales será la que, en cada caso, se determine en la Ley de Recursos quinquenal a que se refiere el artículo 214 de la Constitución de la República. Esta contribución no podrá afectar sino los beneficios líquidos de gestión. (9) (10)

Artículo 16° - El Banco podrá acrecer los recursos disponibles para sus operaciones, con capitales tomados en préstamo, quedando autorizado para afectar con prenda créditos hipotecarios, caucionar valores y, en general, realizar todas aquellas operaciones financieras conducentes a los fines preindicados.(11)

Artículo 17° - Los fondos disponibles correspondientes al capital, fondo de reservas, provisiones y previsiones, podrán colocarse en la oportunidad y monto que fije el Directorio, en operaciones, preferentemente a corto plazo, de las enumeradas en el artículo 18. (12)

 

OPERACIONES

 

Artículo 18° - (13) El Banco Hipotecario del Uruguay (BHU) actuará como institución financiera especializada en el crédito hipotecario, para facilitar el acceso a la vivienda.
Las operaciones del Banco serán las siguientes:

A) Otorgar préstamos a personas físicas, para la adquisición, construcción o refacción de vivienda propia, con garantía hipotecaria (14). El BHU, en acuerdo con el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, podrá otorgar créditos hipotecarios complementarios al subsidio que otorgue el mencionado Ministerio para la construcción de viviendas.

B) Realizar las operaciones financieras relativas al objeto previsto en esta ley, de acuerdo a las normas bancocentralistas.

C) Vender, permutar y adquirir propiedades en el proceso de recuperación de créditos.

D) Prestar servicios de locación de cajas de seguridad, cobranza, guarda y administración de valores de terceros.

E) Disponer, si lo estima conveniente, que se retengan de los sueldos o pasividades el importe del servicio o de los intereses de préstamos, a los deudores que se beneficien por las líneas de crédito y las cuotas y gastos de las promesas de compraventa otorgadas con el Banco. A tal efecto, mientras el prestatario perciba sueldo, jubilación o pensión, la oficina, institución o empresa encargada de abonar dicho sueldo, jubilación o pensión, retendrá mensualmente de su importe la cuota correspondiente a la operación realizada, y la entregará al BHU dentro de los cinco días de la fecha del respectivo pago. A los efectos de lo dispuesto precedentemente se deberá dar cumplimiento a lo establecido por el artículo 1° de la Ley N° 17.062, de 24 de diciembre de 1998, debiéndose tomar los ingresos nominales del núcleo familiar, deducidos los descuentos legales.
Bastará para ello que el pedido de retención le sea dirigido por el BHU. En el caso de los obreros a jornal, las retenciones se harán proporcionalmente a la forma de pago, sea éste semanal o quincenal; en la forma establecida en el inciso anterior, si es mensual.
La retención dispuesta por el Banco tendrá preferencia sobre cualquier otro descuento ordenado por terceros, con la única excepción de los descuentos legales y retenciones judiciales. El incumplimiento de los empleadores privados de verter el monto retenido será sancionado con una multa cuyo importe será entre uno y tres veces el monto correspondiente de la retención.

F) Captar depósitos del público mediante el sistema de ahorro previo, de acuerdo con la normativa bancocentralista.

G) Invertir los fondos disponibles en depósitos en el Banco Central del Uruguay (BCU), depósitos en bancos públicos, en títulos del Gobierno Central y en títulos emitidos por el BCU, de acuerdo con las disposiciones previstas en la normativa bancocentralista.

H) Prestar, a título oneroso, los servicios de asesoramiento relativos a la especialidad técnica del BHU, en los términos previstos en el artículo 271 de la Ley N° 16.462, de 11 de enero de 1994.

TITULOS HIPOTECARIOS

 

Artículo 19° - (15) En ningún caso podrá emitir el Banco un título que no corresponda a una hipoteca.

El Banco fijará para cada emisión, los valores que representará cada título de la misma y el número de títulos que se emitirán de cada valor representativo.

El Valor mínimo de cada título será de veinticinco pesos ($25).(16)

 

Artículo 20° - Los títulos se emitirán por su valor a la par.

 

Artículo 21° - Los títulos pueden emitirse en moneda nacional o su equivalente en moneda extranjera. Se extenderán en idioma nacional, pudiendo tener una o más traducciones en otros idiomas.

 

Artículo 22° - (17) Los títulos, que tiene carácter de fondos públicos, serán numerados y su emisión se hará por series designadas por letras o números y puestos en circulación por orden alfabético u ordinal; llevarán el sello de la República, la fecha de la emisión y las firmas en facsímil del Presidente, Gerente y Tesorero de la Institución.

 

Artículo 23° - Los títulos expresarán además, la tasa de interés que devengan, el importe del cupón, su amortización acumulativa, las fechas en que se hace su servicio, anotándose en forma notable lo relativo a la garantía del Estado, y al dorso los artículos pertinentes de esta Ley.

 

Artículo 24° - Todas las cédulas y títulos que actualmente tiene el Banco en circulación, continuarán como

hasta ahora, sin alteración alguna hasta la completa terminación de los contratos.

 

Artículo 25° - Todo título que por concepto de amortización, anticipo de capital o rescate ingrese al Banco será inutilizado de inmediato y se considerará retirado de la circulación.

 

Artículo 26° - El servicio de intereses de los títulos, será hecho por el mismo Banco en Montevideo y por los Bancos, Agencias y Sucursales que designe dentro y fuera del país.

 

Artículo 27° - Estos títulos serán al portador, con un interés máximo de seis por ciento anual, pagadero trimestral o semestralmente, según se resuelva al autorizar la emisión de la serie.

 

Artículo 28° -(18) La amortización ordinaria de los títulos se verificará en Montevideo:

  • Por sorteo y por su valor nominal cuando se coticen arriba de la par, deducido el interés ya devengado;
  • Por licitación cuando se coticen a la par, o abajo de ella; y
  • Por compra, si el Directorio, por resolución favorable tomada por tres votos conformes, ordena la adquisición directa de los títulos que deban rescatarse prescindiendo del llamado a licitación.

Para los títulos de capital reajustable, se considerará valor a la par o valor nominal, a los efectos de lo dispuesto en este artículo, el valor de capital reajustado al momento de la amortización de los valores emitidos.

Los títulos sorteados cesarán de devengar interés desde el día señalado para su pago. El sorteo y la licitación se harán en acto público, en presencia del Presidente, Secretario del Directorio y Gerente General o del Directorio y jerarcas que los representen y de un Escribano de la Institución, extendiendo este último el acta respectiva.

La fecha del sorteo o de la licitación se anunciará por avisos publicados en los diarios de Montevideo.

El resultado del sorteo o licitación se publicará también en dos diarios de la Capital notificando a los dueños de los títulos del sorteo practicado o de la adjudicación realizada e intimándolos para que concurran a recibir su importe.

La compra directa por el Banco podrá comprender tanto las series que se emitan con posterioridad a esta ley, como las que se encuentran actualmente en circulación. Los títulos que se rescaten por amortizaciones normales o extraordinarias anticipadas que hagan los deudores, serán semestralmente destruidos o inutilizados en la forma y con las garantías que el Directorio determine.

 

Artículo 29º - El Banco sólo estará obligado a retirar de la circulación por compra o llamado a propuesta, la misma suma nominal de cédulas, títulos y obligaciones que debería amortizar por sorteo.

 

Artículo 30° - El Banco no podrá negarse al pago de los títulos sorteados o adquiridos por compra en licitación ni al de los intereses de los mismos, ni tampoco admitir para su pago, oposición alguna de terceros, no mediando orden de autoridad competente.

 

Artículo 31° - El rescate de los títulos se hará en la proporción que corresponda, al respectivo fondo amortizante de cada serie. Este fondo además del aumento natural por la acumulación de intereses, comprenderá las cantidades que reciban en efectivo, por anticipo o cancelación de préstamos, en forma que los títulos que queden en circulación, no excedan de los capitales adeudados en los préstamos hipotecarios y de los que correspondan a las propiedades que la institución haya adquirido, de acuerdo con lo que determina el inciso 12 del artículo 18. El Banco podrá aumentar el fondo amortizante.

 

Artículo 32° - Los que falsifiquen títulos u otros valores emitidos por el Banco, sufrirán la misma pena en que incurren los que falsifiquen la moneda nacional (artículo 225 del Código Penal).(19)

 

Artículo 33° - Los portadores de títulos no tienen otras acciones para el cobro de los intereses y capitales exigibles que aquellas que pueden ejercer directamente contra el Banco y subsidiariamente contra el Estado.

 

Artículo 34° - El pago de los cupones se prescribe a los cuatro años de la fecha inicial en que pudo hacerse efectivo su cobro.

 

 

BONOS DE CREDITO HIPOTECARIO

 

Artículo 35° - Estos bonos serán al portador y se emitirán como los títulos por su valor nominal.

 

Artículo 36° - Los bonos, así como las operaciones que con ellos se realicen, se sujetarán estrictamente a lo dispuesto y al régimen fijado por esta ley para los títulos hipotecarios, exceptuando lo relativo al interés y amortización, que no tiene aplicación en el presente caso, y toda disposición que se oponga a lo que especial y concretamente se determina con respecto a esos bonos.

 

Artículo 37° - Las condiciones especiales de emisión de los bonos serán las siguientes:

  • El plazo de las hipotecas no podrá exceder de tres años, teniendo todas vencimiento fijo el 30 de abril o 31 de octubre del año designado para el mismo por el deudor.
  • Cada serie será constituida por las hipotecas que vencen el mismo año, cuya totalidad de valores representará su monto, el que no excederá de seiscientos mil pesos; se designará la serie por el año del vencimiento y se cerrará su emisión seis meses antes de esa fecha.
  • Los Bonos Hipotecarios, además de las prescripciones establecidas en el artículo 22, expresarán la fecha y el año del vencimiento.

Artículo 38° - El pago de los bonos en circulación lo hará el Banco en efectivo y a la par, a los 30 días de su vencimiento.

 

 

OBLIGACIONES HIPOTECARIAS

 

Artículo 39° - Para las obligaciones, así como para las operaciones que con ellas se realicen, y en cuanto sean pertinentes, regirán las disposiciones relativas a los Títulos Hipotecarios, siempre que no se opongan a lo preceptuado especialmente para dichas obligaciones.

 

Artículo 40° - Sin perjuicio de atenderse el pago de los intereses y amortizaciones ordinarias de las obligaciones, las sumas que se reciban provenientes de cancelaciones o amortizaciones anticipadas de préstamos hipotecarios en efectivo, podrán ser empleadas en el rescate de esas obligaciones o en nuevos préstamos de igual clase. (20)

 

Artículo 41° - El interés y amortización de las obligaciones, forma de su pago, ciudad en que se harán los servicios y el sorteo y las demás condiciones de su emisión serán resueltas con los requisitos que establece el artículo 9°.

 

 

PRESTAMOS

 

Artículo 42° - Los pedidos de préstamo se harán en formularios especiales, que suministrará el Banco a los interesados.

 

Artículo 43° - Los préstamos se harán en títulos, en bonos o en dinero en efectivo. Los que se realicen en títulos serán reembolsados en plazos que no excedan de treinta y un años, según tablas que formará el Banco, mediante el pago de anualidades fijas o variables. Sin embargo, el plazo máximo podrá sobrepasarse, en los casos en que se otorgue ampliación del préstamo originario con destino a construcción, debiéndose inscribir nuevamente en este caso la respectiva hipoteca.

Los que se acuerden en bonos, deberán ser reembolsados dentro del plazo máximo de tres años.

Los que se verifiquen en numerario, deberán ser reembolsados en plazos que no excederán de treinta y un años en las condiciones fijadas para los préstamos en títulos, salvo las ampliaciones que se otorguen por aplicación del sistema de reajuste. Sin embargo tratándose de los fondos a que se refiere el artículo 17, el reembolso podrá efectuarse a su vencimiento, en especie, con anualidades o sin ellas, tratándose de operaciones renovables de hasta cinco años de plazo.(21)(22)

 

Artículo 44° - El servicio hipotecario de los préstamos en títulos y en efectivo, así como los reembolsos anticipados o a su vencimiento que correspondan a estos últimos, e intereses punitorios, se hará siempre en moneda de oro sellado de curso legal, en la Administración Central del Banco o en sus sucursales. Tanto en los préstamos en títulos como en efectivo, contratados o a contratarse, el deudor está obligado para todos los efectos legales, a pagar el total de la deuda en moneda de oro sellado de curso legal, salvo la facultad de cancelar anticipadamente en títulos que establece el artículo 71. No se considera cancelación anticipada a ese efecto, la confusión que se opera cuando el Banco adquiere los bienes gravados, ya sea privada o judicialmente, o se le adjudiquen a consecuencia de la ejecución o en el

 

Artículo 45° - (23) El interés asignado al préstamo hipotecario será establecido por el Banco y, salvo en los casos en que leyes especiales hayan fijado a la fecha de promulgación de esta ley, tasas inferiores, excederá en un mínimo de uno por ciento a la tasa nominal de los títulos hipotecarios respectivos.

El Directorio del Banco fijará anualmente las distintas tasas de interés según la clasificación genérica de los créditos, el costo del dinero, los gastos administrativos del préstamo y la constitución y el mantenimiento de las provisiones y reservas a que se refieren los artículos 14 y 15 de la Ley Orgánica.

La diferencia en el interés será lo único que podrá percibir el Banco por concepto de gastos de administración y de utilidad.

Las tablas de amortización aplicables a los préstamos en títulos se calcularán en forma que esa diferencia se perciba siempre sobre los saldos deudores, con deducción de las amortizaciones que ya hubiera realizado el prestatario.

 

Artículo 46° - Los préstamos se otorgarán con garantía hipotecaria y sobre bienes inmuebles situados en la República, que se posean en propiedad y que ofrezcan seguridad suficiente.

El Banco podrá conceder ampliaciones de los préstamos indicados en el inciso precedente o nuevos préstamos garantizados con los mismos bienes, dentro de las limitaciones de esta Carta Orgánica; en tales casos las hipotecas se considerarán de igual grado.

Los préstamos podrán otorgarse asimismo con otras garantías reales, aval bancario o fianza personal siempre que el Directorio así los disponga por resolución adoptada por tres votos conformes.

En los casos en que se conceda el préstamo sin gravamen hipotecario, el prestatario garantizará de manera suficiente, a juicio del Banco, el buen cumplimiento de sus obligaciones y el monto no podrá exceder de 2.000 UR (Unidades Reajustables) (artículo 38, Ley No.13.728, de 17 de diciembre de 1968 y sus modificativas) cuando esté garantizado con fianza personal.(24)

 

Artículo 47° – La hipoteca garantiza los servicios del préstamo, cualquiera que sea el tiempo por el cual se estén adeudando. La inscripción en el Registro permanecerá vigente hasta tres años después de vencido el plazo fijado para la duración del préstamo, en los casos en que haya servicios adeudados o a devengar.

Con relación al Banco no rige lo dispuesto el artículo 2333 del Código Civil.(25)

 

Artículo 48° - La anualidad, que será pagadera por mes, por trimestre o semestre, según lo resuelva el Directorio, comprende:

  • El interé
  • La amortización determinada por el interés y la duración convenida del préstamo hipotecario.
  • El Banco en los contratos de hipoteca que celebre, podrá exigir que los servicios hipotecarios se abonen con una anticipación hasta de dos meses, cuando las tablas a que se refiere el artículo 43 correspondan a servicios vencidos.

 

Artículo 49° - Los préstamos acordados en bonos serán reembolsados en efectivo, o en bonos, a la par, de la serie en que fue hecha la operación. También podrán serlo total o parcialmente, antes del vencimiento, en la forma ya indicada o en bonos de series anteriores.

En el caso de hacerse ese reembolso en efectivo, antes del vencimiento, se descontará, a beneficio del deudor, un interés del cuatro por ciento anual sobre el monto abonado.

 

Artículo 50° - Los deudores de préstamos en bonos abonarán una comisión de 1% anual, sobre el importe adeudado de la hipoteca. Esta comisión se reducirá al cuarto por ciento anual sobre los bonos que el deudor deposite en el Banco en cuenta corriente, siempre que se trate de valores de la misma serie y vencimiento que adeuda. La liquidación y pago de la comisión se hará el 10 de mayo y 10 de noviembre de cada año, cargándosele al deudor, en caso de falta de pago, el interés impuesto por el artículo 72.

 

Artículo 51° - Los deudores por préstamos en bonos podrán, antes de vencer la hipoteca, solicitar su renovación, la que será acordada en el caso de no estar agotada la emisión a que se refiere el artículo 37 y siempre que de la nueva tasación que se practique, resulte confirmado el valor que se acordó a ese préstamo, pudiendo el Directorio limitarlo o ampliarlo dentro de la nueva tasación.

La escritura de renovación se extenderá previo pago de lo adeudado, en la forma dispuesta por el artículo 49, o previo depósito de los bonos de la serie respectiva, los cuales se canjearán en el acto de hacerse la escritura por los de la nueva serie a que corresponda.

Los gastos de tasación y escritura, en este caso, serán la mitad de los que fije el arancel.

 

Artículo 52° - No pueden aceptarse en garantía de un préstamo:

  • Los inmuebles que forman parte del dominio público;
  • Las minas y canteras;
  • Los inmuebles por destino;
  • Las propiedades que por su naturaleza o ubicación no produzcan renta cierta y durable.
  • Los inmuebles indivisos, con excepción de los casos siguientes, y siempre con el consentimiento de todos los condóminos, manifestando en la escritura de hipoteca o en otra escritura pública: 1° ) en el de quedar hipotecado todo el bien; y 2° ) en el de que para la ejecución de la hipoteca, o partición del inmueble, el Banco quede ampliamente facultado para determinar la ubicación y deslinde de la parte gravada, dentro de los límites generales de la propiedad en condominio.
  • Los terrenos baldíos, salvo en el caso de edificación prevista en el artículo 54. (26)(27)

Artículo 53° -(28) El préstamo garantizado con hipoteca no excederá del 90% (noventa por ciento) del valor venal del inmueble, fijado conforme a la reglamentación que se dicte y en última instancia por el Directorio, no pudiendo exceder ese valor del establecido en la tasación que practicará un perito nombrado por el Banco.

El Directorio podrá ordenar una nueva avaluación del bien a hipotecarse cuando lo estime conveniente por cualquier causa o hayan transcurrido más de seis meses de verificada la tasación anterior.

El tope máximo de préstamo a otorgar con otra garantía real o aval bancario será fijado por el Directorio del Banco, conforme con las normas que dicte la autoridad monetaria.

 

Artículo 54° -(29) Los préstamos hipotecarios destinados a construcción, ampliación o refacción de viviendas podrán alcanzar hasta el 95% (noventa y cinco por ciento) del valor venal del inmueble y hasta el 100% (cien por ciento) de dicho valor cuando se concedan con ahorro previo del mutuario y en aquellos casos en que expresamente así lo determine el Poder Ejecutivo.

Asimismo, podrá ascender al 100% (cien por ciento) de la inversión total los préstamos a los organismos públicos productores de vivienda.

El valor venal del inmueble será fijado teniendo en cuenta el valor del terreno y de la construcción proyectada, en la forma dispuesta en el artículo anterior, siempre que la principal superficie de solado del nuevo edificio se destine a vivienda, y que el mismo se encuentre ubicado en zonas donde existan todos los servicios de urbanización y los proyectos estén debidamente financiados a juicio del Banco.

 

Artículo 55° -(30) Los préstamos destinados a construcción, ampliación o refacción se entregará al mutuario en cuotas, de acuerdo al cronograma que fije el Banco y a medida que avancen las obras.

Dichas cuotas tendrán la calidad de inembargables y no estará sujetas a interdicción de clase alguna.

Previamente a la entrega un técnico del Banco deberá determinar que las obras realizadas corresponden a la respectiva cuota.

Serán de cargo de los deudores los honorarios y gastos de inspección.

Podrá sin embargo adelantarse el importe de las cuotas en los siguientes casos:

  • Para efectuar acopios de materiales a incorporarse en la construcción que se financia con el préstamo del Banco.
  • Para posibilitar la construcción de viviendas de interés social.

En ambos casos el Banco Hipotecario del Uruguay dictará la reglamentación correspondiente.

 

Artículo 56° - Sobre teatros y establecimientos de recreo, no se podrá acordar un préstamo que exceda del 30 por ciento del valor venal de los bienes ofrecidos en garantía.

 

Artículo 57° - El préstamo en bonos no podrá exceder de N$ 15 (Nuevos pesos quince), ni del cincuenta por ciento del valor venal del inmueble.

 

Artículo 58° -(31)En las operaciones que no se destinen a construcción, a una misma persona natural o jurídica, aun cuando sea por medio de distintos mutuos, no se le podrá acordar en préstamos, una suma superior a 50.000 UR (artículo 38, Ley número 13.728, de 17 de diciembre de 1968 y sus modificativas), salvo en los préstamos establecidos por ley para la adquisición de inmuebles colectivos y conjuntos habitacionales, o cuando la autoridad monetaria así lo autorice.

Cuando el monto del préstamo de construcción a otorgarse, o la suma de las diversas operaciones vigentes de una misma persona natural o jurídica supere la suma equivalente a 200.000 UR (artículo 38, Ley No.13.728 de 17 de diciembre de 1968 y sus modificativas), la resolución del Directorio deberá ser adoptada por tres votos conformes.

La misma regla se aplicará cuando el monto del mutuo exceda del 90% (noventa por ciento) del valor venal del inmueble.

En todos los casos en que las reglamentaciones o esta ley, fijen topes numéricos, al solo efecto de calcularlos y sin que implique admitir la divisibilidad

de la hipoteca, tratándose de propiedades en condominio, la parte del préstamo que corresponde a cada condómino se determinará tomando como equivalente entre sí las partes de cada uno de ellos, salvo que otra proporción resulte del título de propiedad o de la escritura del préstamo hipotecario.

Cuando por la herencia o compra de los bienes hipotecados se excedieran los límites previstos, el deudor tendrá un año de plazo para ponerse en las condiciones exigidas.

 

Artículo 59° -(32) Los préstamos en cuenta corriente, no podrán exceder de $400.000 (Pesos cuatrocientos mil).

 

Artículo 60° - Las obras de edificación se verificarán de acuerdo con los reglamentos que el Directorio del Banco dicte al efecto y los planos, memorias descriptivas y contratos de construcción, aprobados al concederse el préstamo, no siéndole posible al mutuario hacer o consentir ninguna variación en el plan de obras sin la anuencia del Banco. (33)

 

Artículo 61° - Por el hecho de otorgar la escritura respectiva, los deudores transfieren a la Institución los derechos que les acuerda el artículo 1.844 del Código Civil. El Banco no hará entrega alguna al prestatario sin que previamente el empresario de las obras o constructor se haya notificado de la cesión a que se refiere el inciso precedente, notificación que será hecha por un escribano funcionario del Banco.(34)(35)

 

Artículo 62° - Como excepción podrán acordarse préstamos en bonos sobre terrenos baldíos situados en Montevideo, dentro del Bulevar Artigas, hasta el veinte por ciento de su valor venal y corriente. Para acordar estos préstamos se requieren cinco votos conformes del Directorio. (36)

 

Artículo 63° - En el caso de ejecución judicial o en el de venta a que se refiere el artículo 80 de bienes hipotecarios que admitan cómoda división, o si la garantía comprende bienes separados, el Banco se reserva el derecho de optar por la enajenación en uno o en más lotes o en fracciones asignándole a cada uno la parte del gravamen que juzgue conveniente. Igualmente es privativo del Banco, acordar o no la división de la hipoteca a solicitud de parte interesada, a cargo de la cual estarán –tanto en este caso, como en los del apartado anterior- los gastos que imponga el proyecto de división y adjudicación, así como el deslinde y amojonamiento.

 

Artículo 64° - Los contratos de préstamos hipotecarios del Banco y los que con ellos tengan relación, se cumplirán en todas sus partes en Montevideo y serán debidamente escriturados por un escribano público, nombrado o aceptado por la Institución. (37)

Tanto el Banco como el solicitante de un préstamo pueden, sin expresión de causa antes de firmarse la escritura, desistir de la operación sin que tal hecho de lugar a reclamo ni a indemnización alguna.

 

Artículo 65° - Todo préstamo se hará previa tasación verificada por un perito del Banco.

 

Artículo 66° -(38) En el avalúo de los establecimientos ganaderos y agrícolas se tomarán en cuenta además del valor de la tierra, el de las construcciones de mampostería que sean directamente necesarias para la explotación de los mismos, hasta un límite que no altere la prudente correlación entre el valor de dichas mejoras y la importancia económica del predio, su ubicación, la naturaleza y características del establecimiento y el tipo de explotación.

El valor de los alambrados se tendrá en cuenta a efectos de incluirlo en el valor de la tierra.

El límite hasta el cual el valor de las mejoras es susceptible de incidir en el avalúo, determinado por el tasador de acuerdo a los diferentes elementos de juicio indicados en el inciso 1° de este artículo, sólo podrá variarse mediando informe favorable del perito nombrado por el Banco. (Arts. 53 y 54).

En los establecimientos industriales no se apreciarán ni las máquinas de cualquier índole o importancia que fueran, ni ninguna otra clase de existencias propias de la respectiva explotación industrial.

 

Artículo 67° - Los gastos que origine el examen de los títulos, los de tasación y escrituración, serán en cuenta de los deudores, según aranceles especiales que aprobará el Directorio.

La totalidad o parte de estos gastos podrá ser adelantada por el Banco, resarciéndose del importe de ellos y de sus intereses, mediante un recargo adicional, durante cinco años, en la cuota o servicio hipotecario.

El Banco podrá tomar a su cargo, en todo o en parte, dichos gastos.

 

Artículo 68° - (39) Los títulos de los bienes hipotecados quedarán en poder del Banco por el tiempo que dure el préstamo. Sin embargo, en los casos en que el Banco opere al amparo de las previsiones de la presente Ley (16774), los títulos correspondientes a los bienes hipotecados en garantía de créditos cedidos podrán ser depositados en la Institución que este Banco disponga al celebrar cada una de las operaciones de trasmisión.

 

Artículo 69° - (40) Antes de constituir el préstamo y contrato accesorio de hipoteca, se exigirá seguro contra incendio de las construcciones, por la cantidad que fije el Banco, la cual no deberá exceder del valor de estas construcciones, deducido el de los cimientos. Toda póliza sobre el bien afectado, así como sus renovaciones, estarán constituidas o endosadas a favor del Banco y quedarán depositadas en él hasta la cancelación del préstamo.

La Institución aseguradora será indicada en todos los casos por el Banco, el que podrá concertar el seguro y pagar las primas por cuenta del propietario, quien adquiere por este hecho todas las obligaciones de asegurado, tan plenamente como si hubiese contratado directamente

La falta de cumplimiento de las condiciones del seguro, faculta al Banco para proceder a la ejecución.

En caso de siniestro, si el deudor no procediera a reconstruir la propiedad dentro de los tres primeros meses de producido, el Banco podrá acreditar el importe percibido del seguro, hasta la concurrencia de su crédito y liquidará el préstamo inmediatamente.

En caso de reconstruirse la propiedad, el Banco facilitará al deudor, el importe del seguro, entregándoselo como en los casos de préstamos de edificación. El nuevo seguro será obtenido en la misma forma establecida en los párrafos precedentes.

En los casos de préstamos para edificación en que los edificios no tengan más de dos pisos, el seguro se exigirá antes de entregar la cuota que corresponda a la colocación de los techos.

Si los edificios tienen más de dos plantas el seguro se exigirá antes de proceder el Banco al pago de cada cuota, teniéndose en cuenta el valor de la parte construida, excluyendo los cimientos.

El Banco podrá optar en sustitución del régimen preestablecido en este artículo, por la constitución de un fondo de protección de la garantía hipotecaria, cuya formación y empleo serán regidos por la reglamentación que dicte al efecto el propio Banco, el que queda facultado para incluir en la cuota del servicio hipotecario el importe necesario a ese fin. (41) (42)

 

Artículo 70° - Los deudores están obligados a exhibir anualmente en el Banco el comprobante de estar pagada la contribución inmobiliaria de los bienes hipotecados, lo que deberán efectuar dentro del mes siguiente a aquel en que haya vencido el último plazo para su pago sin recargo.

El Banco pondrá constancia, en la planilla, de la presentación, devolviéndola al interesado. En caso de omisión del deudor en el cumplimiento de la anterior obligación, queda facultado el Banco para obtener, por cuenta de aquel la planilla correspondiente.

Las cantidades que el Banco adelante para el pago de la planilla de contribución inmobiliaria y de póliza de seguro, de acuerdo con el artículo 69, se consideran parte integrante del crédito hipotecario y producirán el interés que el Banco fije,- hasta el 10%- debiendo abonarse por los deudores al vencimiento de la primera cuota subsiguiente al pago efectuado, so pena de ejecución.

 

Artículo 71° - (43) Los deudores tienen derecho a anticipar en cualquier momento, el reembolso de todo o parte del capital prestado.

El reembolso de los préstamos en numerario se hará siempre en numerario. El reembolso de los préstamos en títulos podrá ser hecho en numerario o en títulos hipotecarios correspondientes a cualquiera de las series en vigor, siempre que éstas no sean de un interés escrito inferior al de la serie de la deuda que se amortiza.

Estos títulos se recibirán por su valor nominal, sea cual fuere su cotización y deberán entregarse con los cupones no vencidos. El reembolso parcial anticipado no podrá, sin embargo, ser menor del 5% (cinco por ciento) del capital por el cual se realizó el préstamo. Los deudores pueden pedir que a su costa se extienda escritura haciendo constar cada una de las entregas que hagan a cuenta del préstamo y que se anoten en el registro respectivo, esas cancelaciones parciales. El Banco podrá percibir por concepto de indemnización, hasta el 3% (tres por ciento) en efectivo sobre la suma que se anticipe, cuando el reembolso total o parcial se verifique en títulos. Esta indemnización no se hará efectiva, sin embargo, en el caso de que la cancelación vaya acompañada de un nuevo contrato hipotecario con el Banco sobre la misma propiedad. Si el reembolso se realizara en efectivo, el Banco podrá cobrar al deudor, hasta el monto del interés convenido en la hipoteca por todo el tiempo que medie entre la fecha del pago y la que corresponda a cinco días después de la fijada para la próxima amortización de los títulos hipotecarios de la serie en que se realizó la operación.

La nueva cuota que debe abonar el prestatario se calculará, en los casos de reembolsos parciales, de forma que el saldo de la deuda quede amortizado dentro del plazo establecido en el contrato hipotecario.

El Banco se reserva el derecho, si a su juicio resultare así conveniente, de disponer de las sumas retenidas por cualquier concepto en el otorgamiento del préstamo, una vez que haya transcurrido un año a partir de la fecha de la retención o depósito.

El Banco dispondrá de dichas sumas, dándole el destino que motivó la retención o bien aplicándolas al pago de servicios atrasados, amortizaciones extraordinarias, contribución inmobiliaria, seguro contra incendio, pavimento, saneamiento o cualquier otra deuda o pago que se traduzca en un beneficio para la propiedad, a cuyo efecto procederá a la liquidación de los saldos depositados, vendiendo los títulos si fuere necesario. Este procedimiento podrá ser seguido por el Banco sin necesidad de ninguna gestión judicial. Las facultades que se le acuerdan al Banco por este artículo, alcanzarán también a los préstamos hipotecarios celebrados con anterioridad a la promulgación de esta ley.

 

Artículo 72° - (44) Mientras dure la mora en el pago de los servicios o en el de cualquier otra suma que se adeude al Banco, éste tendrá derecho a cobrar un recargo que podrá llegar hasta el máximo establecido por las leyes nacionales por concepto de mora en el pago de las obligaciones fiscales.

 

Artículo 73° - Si los inmuebles hipotecados experimentaren desmejoramiento o sufrieran daños en forma tal que no ofrezcan suficiente garantía para la seguridad del crédito del Banco, tiene éste el derecho de exigir judicialmente o reembolso o cancelación de su préstamo, sin perjuicio de las responsabilidades civiles o criminales en que puedan haber incurrido los deudores respectivos. A estos efectos, el Banco queda facultado para realizar visitas de inspección en los inmuebles hipotecados, con simple orden del Juez de Paz de la Sección donde aquellos estén ubicados y aún contra la voluntad de los prestatarios.

 

Artículo 74° - (45) Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 80 el Banco tiene la facultad de proceder en la forma establecida en el inciso 7° del artículo 81, a

la toma de posesión de la propiedad hipotecada y al embargo y percepción inmediata de su renta para aplicarla al pago de los servicios, gastos de administración y conservación de la propiedad, si el deudor dejase pasar 90 días desde la fecha en que debió pagar el servicio respectivo.

El Banco, en estas circunstancias, percibirá comisión por concepto de cobranza y administración de acuerdo con sus aranceles.

En cualquier momento en que el deudor se ponga al día en el servicio de su hipoteca se le devolverá la posesión del inmueble y se levantará el embargo de la renta, sin perjuicio de la subsistencia de los contratos que por vía de administración haya celebrado el banco, no pudiendo los arrendamientos exceder de 4 años, si se tratase de predios rurales, y de 2 años si fuesen urbanos.

 

Artículo 75° - Después de constituido el préstamo, queda prohibido a los deudores arrendar los inmuebles hipotecados por más de seis meses, si fueran urbanos o suburbanos y de un año, si fueran rurales, lo mismo que estipular pagos adelantados de más de tres meses, en el primer caso, y de más de seis meses en el segundo.

Tampoco podrán los deudores constituir anticresis sino dentro de los términos y condiciones fijadas para el arrendamiento en el párrafo anterior.

Para efectuar por más tiempo los contratos enunciados, así como para variar las condiciones fijadas, necesitan los prestatarios el consentimiento escrito del Banco, y sin él, serán absolutamente nulos respecto de la Institución.

El Banco está obligado a expedir certificados de hipoteca sobre las propiedades gravadas a su favor, estableciendo en ellos solamente su ubicación, área y deslinde.

 

Artículo 76° - El Banco llevará al día los registros de hipotecas, que serán públicos y podrán ser examinados gratuitamente, haciendo constar en ellos los préstamos que forman cada serie, las cantidades acordadas y las propiedades territoriales afectadas, con su área, ubicación, tasación y número de empadronamiento.

 

Artículo 77° - (46) Ningún deudor atrasado en el servicio de hipoteca constituida a favor del Banco podrá celebrar con éste nuevo contrato hipotecario, sin que previamente regularice su situación.

En los casos de préstamos de edificación, las cesiones de cuotas sólo serán válidas con respecto al Banco, siempre que el mutuario esté al día en los servicios del préstamo en el momento de ser entregada la cuota.

El Banco, podrá en cualquier momento ordenar la venta de los títulos depositados o disponer del efectivo también depositado para entregarse por cuotas en los préstamos de construcción y cubrir con su importe los servicios atrasados que se adeuden siempre que las cuotas estén garantidas por las construcciones efectuadas según inspección del Banco. Los embargos que se traben en las cuotas no impedirán al Banco el cobro de sus créditos, estando sólo obligado a rendir cuenta de las operaciones efectuadas si los acreedores lo solicitan.

 

Artículo 78° - La mora en el cumplimiento de las obligaciones que esta ley y los contratos de préstamos establezcan se produce por el mero vencimiento de los términos fijados.

 

Artículo 79° - Una vez satisfecho el pago íntegro de la deuda, el Banco hará extender la cancelación de la hipoteca y devolverá los títulos al propietario.

En los casos de venta, ejecución o adjudicación, cuando resulte saldo contra el deudor, se procederá de igual manera reservándose el Banco entonces, la copia de la hipoteca.

 

 

VENTA DE PROPIEDADES HIPOTECADAS

 

Artículo 80° - El Banco podrá ejecutar judicialmente a sus deudores o proceder a la venta de las propiedades hipotecadas por sí y sin forma alguna de juicio, ordenando el remate público con la base total de la deuda, en los casos siguientes y cuando:

  • Falten, en la época fijada en el contrato, al pago de las cuotas y dejen transcurrir noventa días sin reparar la falta, no solicitar espera, la que podrá ser concedida o negada.
  • En los préstamos en dinero efectivo, sin anualidades, el deudor no pagará la deuda a su vencimiento, procediendo a la ejecución, noventa días después del vencimiento, si no se le acordara alguna prórroga; y
  • En el caso de siniestro, a que se refiere el artículo 69, no reconstruya la propiedad.

Artículo 81° - En los casos de venta a que se refiere el artículo anterior el Banco, con prescindencia absoluta del deudor, estará especialmente facultado para:

 

  • Hacer rematar, por el martillero que designe, sin necesidad de intervención judicial los inmuebles hipotecados, anunciando la venta durante 10 días: los 5 primeros en sección especial del "Diario Oficial" y los 5 restantes en un diario de la capital (48).
  • Disponer que la venta se haga en el paraje que indique, al mejor postor, y sobre la base de lo que importe la deuda, intereses punitorios líquidos y gastos de la ejecución, exigiendo al comprador, como seña, una suma prudencial que por los menos cubra totalmente los gastos, debiendo mencionarse esas circunstancias en los avisos respectivos, así como el nombre del deudor, cantidad adecuada o indicación de si la finca está o no arrendada por contrato inscripto en el Registro de Locaciones, y en caso afirmativo, por cuanto tiempo, renta que produce y forma de pago; los honorarios del rematador que no excederán del 1% (uno por ciento). Los honorarios y gastos de escrituración serán de cuenta del comprador.
  • Al vender las propiedades, recibir a su arbitrio, hasta el importe del saldo del préstamo en efectivo o en cédulas o títulos hipotecarios por su valor nominal. El excedente sobre el importe del préstamo deberá cubrirse siempre en moneda nacional de curso legal (49).
  • Acordar al comprador en el caso de tratarse de hipotecas constituidas en efectivo o en títulos, el derecho de continuar con todo o parte de la hipoteca.
  • Exigir ejecutivamente, en cualquier momento y contra cualquiera de los deudores, en caso de ser dos o más, el pago del saldo que le queden debiendo, por capital, intereses, servicios, gastos de reparaciones de los edificios, seguro, etc., cuando el producto de la venta de los inmuebles hipotecados no alcance a cubrir totalmente lo adeudado.
  • Entregar y escriturar al comprador los bienes vendidos; y
  • Pedir por medio del Juez respectivo el auxilio de la fuerza pública para ocupar o tomar posesión de los bienes hipotecados, para colocar en ellos banderas o carteles de remates; para hacer que los interesados o rematadores los examinen, y para dar, en caso de venta, la posesión a los compradores, no obstante la oposición de los dueños o de los ocupantes, si se produjera tal oposición. Los jueces procederán en estos casos como en aquellos en que se hubiera renunciado a los trámites del juicio ejecutivo.

Artículo 82° - Si la venta, no se realiza, se dispondrá un segundo remate, dentro de los noventa días siguientes, en la misma forma determinada en los artículos anteriores, o con una rebaja hasta del cuarenta por ciento sobre la base del primer remate.

Si ésta tampoco diera resultado, los Jueces ordenarán, a solicitud del Banco, sin más constancia que la de haber fracasado los remates verificados, le sea adjudicada la propiedad sin audiencia del deudor, ni más trámites que la presentación de la escritura de la hipoteca, otorgándole la escritura correspondiente por el importe de la suma que había servido de base para el último remate, quedando así el Banco en condiciones de liquidar la cuenta para el cobro del saldo personal.

 

Artículo 83° - Adquirida la propiedad por el Banco el Juez ordenará le sea entregada de inmediato.

 

Artículo 84° - En los casos de venta, la firma de la promesa de compraventa importa, por parte del comprador la aceptación de los títulos de propiedad del inmueble, y el compromiso de escriturar lisa y llanamente dentro de los diez días de avisado por el Banco.

 

Artículo 85° - El Banco podrá proceder a la venta de los inmuebles hipotecados en los casos previstos por el artículo 80, aunque el inmueble se encuentre embargado en virtud de orden judicial por ejecución de otros créditos, y aunque el deudor esté concursado o haya sido declarado en quiebra.

En estos casos deberá poner a disposición de la autoridad respectiva una vez hecha la liquidación de la deuda, el remanente del precio, cubierto que sea el crédito a su favor y los gastos producidos.

 

Artículo 86° - Efectuada la venta y escriturada la propiedad, se tomará la liquidación de la deuda, gastos e intereses, aplicando a su pago el producto de aquélla, y si hubiera sobrante se entregará al deudor o sus sucesores declarados en juicio, salvo los casos previstos en el artículo 87.

Si no se presentasen a recibirlo, el Banco conservará dicho saldo en sus cajas hasta que sea solicitado.

 

Artículo 87° - Los jueces, bajo pretexto alguno, podrán suspender o trabar el procedimiento del Banco para la venta en remate de las propiedades hipotecadas, a menos que se trate de tercería excluyente de dominio.

Los gravámenes del inmueble, posteriores a la hipoteca del Banco, no producen contra éste efecto alguno, y, por consiguiente, no estará obligada la institución a citar a los demás acreedores hipotecarios, si los hubiera, en los casos de ejecución o venta a que se refiere el artículo 80.

Esto no obstante, el Banco deberá establecer, en los avisos de remate, los gravámenes posteriores al suyo que constan anotados en el título de propiedad, surtiendo esta publicación los efectos de notificación personal a los acreedores.

Los jueces ordenarán sin más trámite y directamente, a pedido y bajo la responsabilidad del Banco, el levantamiento de todo embargo, segunda y ulteriores hipotecas, o cualquier otro gravamen posterior a la hipoteca que pesa sobre el inmueble vendido, al solo efecto del traspaso de dominio.

El sobrante de la venta, si lo hubiere, en los casos a que se refieren los incisos anteriores, lo consignará el Banco en la Oficina de Crédito Público, a disposición de quien corresponda, según resuelvan los Jueces competentes.

Las costas y costos que se originen en caso de ejecución de segunda o ulteriores hipotecas, no tendrán prelación sobre el crédito del Banco.

 

Artículo 88° - Si el Banco optase por la ejecución judicial, quedan suprimidos los trámites del juicio ejecutivo, debiendo efectuarse el remate por el rematador que indique, ya sea al mejor postor, o bien sobre la base del importe de la deuda, intereses punitorios y una cantidad prudencial para gastos, rigiendo en todo lo demás las disposiciones aplicables del presente capítulo.

 

Artículo 89° - El Banco, en los remates judiciales de propiedades hipotecadas a su favor, no podrá hacer ofertas sino hasta el límite de su crédito y todas sus acreencias, más una suma prudencial para cubrir los gastos ocasionados. En los extrajudiciales no podrá hacer oferta alguna.

 

 

REPRESENTACION Y ADMINISTRACION

 

Artículo 90° - (50) La administración superior del Banco estará a cargo de un Directorio designado por el Poder Ejecutivo, de acuerdo con lo previsto en la Constitución de la República, el que se compondrá de un Presidente y cuatro miembros.

 

Artículo 91° - (51) El Directorio nombrará un Vicepresidente que ejercerá transitoriamente las funciones del Presidente en los casos de acefalía, ausencia o impedimento de éste. Se nombrará asimismo un segundo Vicepresidente que ejercerá en las mismas condiciones las funciones de Presidente en los casos de acefalía, ausencia o impedimento de éste y del Vicepresidente.

 

Artículo 92° - (52)(53) El Directorio establecerá el régimen de reuniones ordinarias sin perjuicio de las extraordinarias que podrá disponer el Presidente o solicitar cualquiera de los Directores.

En toda reunión de Directorio constituirá quórum la presencia de dos de sus miembros asistidos del Secretario del Directorio o quien lo sustituya. No obstante

en circunstancias excepcionales en que a juicio del Presidente se requiera una pronta decisión, éste la podrá adoptar debiendo considerarla el Directorio en la sesión siguiente.

Salvo aquellos casos en que la ley imponga mayorías especiales, las decisiones del Directorio se tomarán por simple mayoría, y en caso de empate, decidirá el voto de la Presidencia aun cuando el antedicho empate hubiera sido provocado por su propio voto.-

En los casos de acefalía, ausencia o impedimento en que no sea posible obtener el quórum necesario y a ese solo objeto, a pedido del Directorio o de oficio, El Poder Ejecutivo podrá integrarlo con miembros del Directorio de otros Bancos Oficiales

 

Artículo 93° - (54) No podrán ser miembros del Directorio, sin perjuicio de las disposiciones constitucionales:

  • Los ciudadanos legales con menos de cinco años de ejercicio.
  • Las personas menores de treinta años.
  • Los miembros de Directorio de Bancos no estatales o quienes hayan mantenido una relación de trabajo con tales empresas salvo que hayan cesado con anticipación mayor de un año al día de la designación. 
  • Las personas que se hallen en estado de quiebra o concursados civilmente. 
  • Los que hayan sido penalmente condenados por delitos incompatibles con el ejercicio de la función pública.

Artículo 94 – (55) La remuneración de los miembros del Directorio será establecida de conformidad con lo preceptuado por la Constitución de la República.

Artículo 95 – (56) Al Presidente, como Jefe de la Administración, corresponde representar al Banco y al Directorio en sus relaciones externas por sí o por medio de apoderado en forma.

 

Artículo 96 – (57) El Directorio tiene amplias facultades de administración y disposición para el cumplimiento de sus cometidos, de acuerdo a las disposiciones de esta Carta Orgánica, las del Reglamento que dicte el Poder Ejecutivo y las normas que apruebe la autoridad monetaria en uso de sus competencias.

Quedan comprendidas, entre otras, las siguientes facultades:

  • Comprar, vender, permutar, prendar e hipotecar.
  • Actuar en procesos jurisdiccionales, conciliar, transar, someter a árbitros las contiendas, solicitar y acordar judicial y extrajudicialmente quitas y esperas y renunciar los recursos legales.
  • Otorgar y aceptar mandatos.
  • Ejercer los derechos y contraer las obligaciones que le son permitidos por la ley, excepto el de hacer cesión de bienes.

Artículo 97- (58) El Directorio sin perjuicio de los que el reglamento referido en el artículo anterior le asigne, tendrá los siguientes cometidos:

  • Decidir todas las operaciones permitidas por la ley, pudiendo asignar al personal superior el cometido de conceder préstamos en cualquiera de las reglamento establezca.
  • Establecer y modificar la estructura de organización y administración del Banco.
  • Nombrar, a propuesta del Presidente, todos los funcionarios y demás personas que han de prestar servicios en el Banco; suspender a los mismos y destituir por tres votos conformes a cualquiera de ellos.
  • Proyectar el Presupuesto del Banco y el Estatuto para los funcionarios de sus dependencias.
  • Aprobar los balances y la memoria anual.
  • Designar al funcionario o funcionarios que representen al Banco en el otorgamiento de los contratos en que intervenga el Instituto, acreditándose dicha representación mediante simple copia del acta firmada por el Presidente y Secretario.
  • Pronunciarse sobre la aceptación de los títulos de propiedad de los inmuebles ofrecidos en garantía de los préstamos y la suficiencia de los mandatos para contratar con el Banco, en los casos en que unos u otros hayan sido objeto de observaciones por los abogados de la Institución.

Artículo 98° - (59) Los miembros del Directorio son personal y solidariamente responsables de las resoluciones adoptadas en oposición a las leyes o a los

reglamentos.

 

Quedan dispensados de esta responsabilidad:

  • Los ausentes de la sesión en que se adoptó la resolución.
  • Los que hubieran hecho constar en acta su disentimiento y el fundamento jurídico que lo motivó. Cuando ese pedido de constancia se produzca, con remisión a esta disposición, el Secretario del Directorio o quien lo sustituya estará obligado a dar cuenta del hecho al Poder Ejecutivo, dentro de las veinticuatro horas, remitiéndole testimonio del acta respectiva. Cuando los Directores, en casos que juzguen graves, deseen hacer constar las razones de conveniencia por las cuales se oponen a una resolución, podrán hacer uso del mecanismo previsto en el literal B) de este artículo.

Artículo 99° - DEROGADO.- (60)

 

Artículo.100° - DEROGADO.- (61)

 

Artículo.101° - DEROGADO.- (62)

 

Artículo.102° - DEROGADO.- (63)

 

Artículo.103° - DEROGADO.- (64)

 

 

DISPOSICIONES GENERALES

 

Artículo 104° - Semestralmente publicará el Banco un balance con indicación del fondo de reserva, de las provisiones especiales, de la existencia de cédulas, títulos, bonos y obligaciones por series, de las distintas especies de préstamos que se hayan realizado, del valor de las propiedades que ha adquirido con gravamen hipotecario, con expresión de las cédulas, bonos, títulos y obligaciones que les corresponden y demás pormenores necesarios para demostrar su situación. (65)

 

Artículo 105° - El año financiero comienza el 1° de enero y termina el 31 de diciembre de cada año.

 

Artículo 106° - Los fondos disponibles pueden ser colocados mientras no sean necesarios para el servicio, ya en un Banco, ya sobre garantías prendarias e hipotecarias, por resolución conforme de cinco votos del Directorio. (66)

 

Artículo 107° - El Poder Ejecutivo dictará el Reglamento General a que se refiere el inciso B) del artículo 96, por el cual deberá regirse la Institución, de acuerdo con las prescripciones de esta ley. (67)

 

Artículo 108° - La Comisión de Cuentas del Cuerpo Legislativo examinará anualmente la contabilidad y estado del Banco, produciendo un informe por escrito, que se publicará conjuntamente con la Memoria. (68)

 

 

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

 

Artículo 109° - En los contratos de préstamos hipotecarios realizados en títulos de las series anteriores a la "P" y respecto de los cuales se haya pactado la comisión de uno por ciento, ésta será percibida sobre los saldos deudores, a partir de la cuota semestral que comienza el 1° de octubre de 1914.

 

Artículo 110° - Las hipotecas constituidas en cédulas de las series "A" y "B" podrán ser canceladas indistintamente con cualquiera de ellas y las realizadas en títulos de las series "C" y "D", podrán serlo igualmente, con cualquiera de las dos.

 

Artículo 111° - El Directorio del Banco Hipotecario ordenará el articulado de la Ley Orgánica de la Institución, incorporando las modificaciones y nuevos artículos debiendo someter dicha ordenación al Poder Ejecutivo, el que, previa aprobación de su texto, dispondrá su publicación en el "Diario Oficial".

 

Artículo 112° - Quedan derogadas todas las leyes y disposiciones que se opongan a la presente.

 

Artículo 113° - Comuníquese, etc.

 

 

REFERENCIAS:

 

(1) Derogado por el artículo 35 de la Ley 16.774 de 27/09/1996, en la redacción dada por la Ley 17.202 de 24/09/1999 (art.1º.)

(2) Véanse los artículos 90 y 92 de la Carta Orgánica.

(3) Sin efecto de acuerdo al artículo 45 de la Ley de Presupuesto General de Gastos del 31/01/1935

(4) El B.H.U. debe: a).- pagar impuestos de Educación Primaria por los bienes de su propiedad, afectados a su patrimonio y fondos negociables. (T.C.A. – Sentencia Nro. 1307/99 de 10/11/99), b).- También se encuentra gravada toda compra de moneda extranjera que realice - Ley 16.462 de 11/01/94, artículo 245- (I.C.O.M.E.), c).- Es sujeto pasivo del I.R.I.C, del P.A.T. y del I.M.A.B.A. El B.H.U. debe pagar por su inmuebles contribución inmobiliaria, impuestos fiscales y municipales.

(5) La ley Nro. 14.948 (Reforma Tributaria de 07/11/1979, art. 41 No.17) derogó el tributo de sellos (Timbres, Justicia Ordinaria y Administrativa).

(6) Ver art. 297 numeral 1°), de la Constitución de la República Oriental del Uruguay. Constitución.- "Artículo 297 - Serán fuentes de recursos de los Gobiernos Departamentales, decretados y administrados por éstos:

1° )Los impuestos sobre la propiedad inmueble, urbana y suburbana, situada dentro de los límites de su jurisdicción, con excepción, en todos los casos, de los adicionales nacionales establecidos o que se establecieren. Los impuestos sobre la propiedad inmueble rural serán fijados por el Poder Legislativo, pero su recaudación y la totalidad de su producido, excepto el de los adicionales establecidos o que se establecieren, corresponderá a los Gobiernos Departamentales respectivos. La cuantía de los impuestos adicionales, no podrá superar el monto de los impuestos con destino departamental. 2° )....."

 

(7) (8)Texto de la nueva redacción que le dio el art. 182 de la ley Nro. 13.728 de 17 de diciembre de 1968.

(9) Ver art. 214 de la Constitución de la República en la redacción dada por la reforma constitucional aprobada por plebiscito de fecha 08/12/96. Constitución de la República 1967- Art. 214: El Poder Ejecutivo proyectará con el asesoramiento de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, el Presupuesto Nacional que regirá para su período de Gobierno y lo presentará al Poder Legislativo dentro de los seis primeros meses del ejercicio de su mandato.

 

(10) (11) (12)Texto de la nueva redacción que le dio el art. 182 de la ley Nro. 13.728 de 17/12/1968.

(13) Texto del artículo sustitutivo, en la redacción dada por la ley 17.596 de 13 de diciembre de 2002".

(14) Los préstamos concedidos por el B.H.U. destinados a vivienda quedan exonerados del pago de I.V.A. – Ley 16.697 art. 11. Se encuentran gravados los intereses de préstamos que el B.H.U. concede a sus funcionarios (Exp. 627.884 ). Ver art. 145 inc. 2 de la ley Nro. 15.851 de 24/12/86 y art. 185 de la Constitución.

15)Texto del artículo, modificado por la Ley Nro. 12.314 de 11/09/1956. El inciso 3° de esta disposición debe entenderse modificado por el Capítulo XIII de la Ley Nro. 13.728.

(16) Ver artículo único de la ley Nro. 16.456 de 22/12/1993.

(17) Texto del artículo modificado por la Ley Nro. 11.702 de 21/08/1951.

(18) Texto del artículo sustitutivo en la redacción dada por la Ley Nro. 15.100 de 23/12/1980.

(19) Ver artículo 231 del Código Penal.

(20) (21)Texto de la nueva redacción que le dio el art. 182 de la Ley Nro. 13.738 de 17/12/1968.

(22) Ver art. 499 de la ley Nro. 16.226 de 29/10/1991, cuyo inciso primero fue modificado por el artículo 4 de la Ley Nro. 16.903 de 31/12/1967, con el agregado del artículo único de la ley Nro. 16.512 de 30/06/1994.

(23) Texto del artículo modificado por la ley Nro. 12.261 de diciembre de 1955.

(24) Texto del artículo sustitutivo en la redacción dada por la ley Nro.15.100 de 23/12/1980.

(25) Ver art. 2333 del Código Civil.

(26) Redacción dada por la ley Nro. 13.728 de 17/12/1968, art. 184.

(27) La ley Nro. 13.728 de 17/12/1968, art. 184 suprimió el inciso G).

(28) (29) Texto del artículo sustitutivo en la redacción dada por la ley Nro. 15.100 de 23/12/1980.

(30) (31)Texto del artículo sustitutivo en la redacción dada por la ley Nro. 15.100 de 23/12/1980.

(32) (33) (34) Texto de la nueva redacción que le dio el art. 182 de la Ley Nro. 13.728 de 17/12/1968.

(35) Ver art. 1844 del Código Civil.

(36) Ver arts. 90 y 92 de la Carta Orgánica.

(37) Ver art. 97 inciso F de la Carta Orgánica.

(38) Texto del artículo modificado por la Ley Nro. 12.666 de 12/12/1959.

(39) Sustituido por el art. 38 de la Ley Nro. 16.774 de 27/09/1976 que fuera incorporado por el artículo 1° de la Ley Nro. 17.202 de 24/09/1999.

(40) Texto de la nueva redacción que le dio el art. 182 de la Ley Nro. 13.728 de 17/12/1968.

(41) Ver O/S 7123 – Fondo de Protección de Garantía Hipotecaria.

(42) Ver art. 183 de la Ley Nro. 13.728 de 17/12/1968.

(43) (44) (45) (46)Texto del artículo modificado por la Ley Nro. 13.728 de 17/12/1968 (art. 182).

(47) Ver art. 16 de la Ley Nro. 16.112 de 30/05/90.

(48) (49) Texto de la nueva redacción que le dio el art. 182 de la ley Nro. 13.728 de 17/12/1968.

(50) (51) (52)Texto del artículo sustitutivo en la redacción dada por la Ley 15100 de 23.12.980.

(53) Ver art. 1° de la Ley Nro. 15.740 de 08/04/1985 y artículo 3 del Decreto 446/89, circulado por O/S 8562.

(54) (55) Texto del artículo sustitutivo en la redacción dada por la Ley Nro. 15.100 de 23/12/1980.

(56) Texto del artículo modificado por la Ley Nro. 12.261 de 28/12/1955.

(57) (58) (59) Texto del artículo sustitutivo en la redacción dada por la Ley Nro. 15.100 de 23/12/1980.

(60) (61) (62) (63) (64) Derogado por el art. 2 de la Ley Nro. 15.100 de 23/12/1980.

(65) Texto del artículo modificado por la Ley de 21/06/1963.

(66) Véanse los arts. 90 y 92.

(67) Ver art. 96 en la redacción dada por la Ley Nro. 15.100 de 23/12/1980.

(68) La Comisión de Cuentas del Cuerpo Legislativo ha sido sustituida por el Tribunal de Cuentas de la República.

 

 

APENDICE NORMATIVO

 

LEY 10.976

DEPARTAMENTO FINANCIERO DE LA HABITACION

Se dispone la organización en el Banco Hipotecario (*)

 

Poder Legislativo

 

El Senado y la Cámara de Representantes de la República Oriental del Uruguay, reunidos en Asamblea General,

 

DECRETAN:

 

Art. 1° - Organízase en el Banco Hipotecario del Uruguay un departamento Financiero de la Habitación con el cometido de facilitar préstamos para adquisición, construcción o mejora de edificios, o el pago de compromisos contraídos a tal efecto, tendiendo sustancialmente a la solución del problema de la habitación, sobre la base del fomento y defensa del ahorro. También podrá el Departamento Financiero de la Habitación adquirir tierras por vía amistosa o por expropiación, para dividirlas y construir en ellas casas habitación y arrendarlas, venderlas o prometerlas en venta, otorgando preferencia a sus ahorristas. Declárase de utilidad pública a los efectos de su expropiación los inmuebles que por su ubicación y características resulten aparentes para ese propósito.

El Departamento queda autorizado para ejercer las acciones respectivas, de acuerdo con las leyes No. 3.958 de 28 de marzo de 1912 y No. 10.247 de 15 de octubre de 1942.

 

(*) Ver Ley 14.469 de 27 de noviembre de 1975, que extinguió la personería jurídica del Departamento Financiero de la Habitación del Banco Hipotecario del Uruguay.

 

Artículo 2° - El Poder Ejecutivo, los Municipios y los Entes Autónomos podrán ceder, donar o vender al Departamento los inmuebles de su propiedad con destino a los fines previstos por esta Ley.

 

Artículo 3° - El Departamento Financiero de la Habitación será considerado persona jurídica y, por consiguiente, capaz de todos los derechos y obligaciones civiles y funcionará, con entera independencia económica y financiera, de las actividades del giro principal del Banco Hipotecario del Uruguay. Su administración superior estará a cargo del Directorio del referido Banco, que dirigirá las operaciones con la misma autonomía de que goza para su materia propia, integrándose a estos efectos y en carácter honorario, con el Presidente del Instituto Nacional de Viviendas Económicas y el miembro del Directorio del Banco de la República que actúe en el Directorio de la Caja Nacional de Ahorro Postal.

 

Artículo 4° - El Capital del Departamento Financiero de la Habitación se fija en la suma de veinte millones de pesos ($20:000.000,oo) y será integrado:

a) Con la suma que al 31 de diciembre de 1951 forme su Capital realizado y que sea aportado por el Banco Hipotecario del Uruguay, con cargo a las utilidades de los Ejercicios 1947 a 1951 inclusive;

b) Con la emisión de quince millones de pesos ($15:000.000,oo) nominales, que se denominarán "Deuda Interna 5% 1951", de 5% de interés anual y de 1% de amortización acumulativa y a la puja, estando los títulos a la par o abajo de ella y por sorteo en caso contrario. El Poder Ejecutivo podrá emitir uno o varios bonos mientras no se impriman los títulos correspondientes.

El Departamento Financiero de la Habitación queda facultado para vender la deuda total o parcialmente, así como también para caucionar todo o parte de la misma en el Banco República, Caja Nacional de Ahorro Postal, Banco Hipotecario del Uruguay o Banco de Seguros del Estado –los que quedan autorizados a este efecto- o en otras instituciones de crédito; y

c) Con los beneficios líquidos anuales que produzca el Departamento, después de establecer las provisiones, en fondos especiales que demanden la naturaleza y situación de las operaciones realizadas.

 

Artículo 5° - Integrado el capital de veinte millones (20:000.000,oo) los beneficios líquidos anuales a que se refiere el inciso c) del artículo 4° se aplicarán a la formación de un fondo de reserva general.

 

Artículo 6° - Cuando el fondo de reserva general alcance un monto equivalente al 20% de la suma de los contratos correspondientes a las afiliaciones realizadas y de los créditos hipotecarios que el Departamento tenga en cartera, los beneficios anuales pasarán a pertenecer al Banco Hipotecario hasta cubrir la cantidad que éste ha anticipado de acuerdo con lo dispuesto en el inciso a) del art. 4° .

 

Artículo 7° - Créase un impuesto que se recaudará con una estampilla de valor equivalente al diez por mil del monto de cada gravamen hipotecario. Este impuesto que será de cargo del prestatario, se reducirá a seis mil (6/oo) cuando los intereses se constituyan en garantía de cuentas corrientes bancarias. Quedan exceptuadas de este impuesto las siguientes hipotecas:

a) Las que correspondan a préstamos otorgados por el Banco Hipotecario del Uruguay, con destino a construcción de viviendas cuyo valor venal fijado por el referido Banco, comprendido el terreno, no exceda de cincuenta mil pesos ($50.000.oo). Si se tratara de viviendas colectivas, incluso las construidas bajo el régimen de la Ley No. 10751, de propiedad horizontal, la excepción del impuesto regirá cuando el valor promedial de los departamentos tampoco exceda del cincuenta mil pesos ($50.000.oo).

b) Las que correspondan a préstamos constituidos con Instituciones del Estado para fines económico-sociales y que deberán ser expresamente determinados en la reglamentación de esta Ley;

c) Las que correspondan a garantías de pensiones, rentas vitalicias y las que tengan el carácter de caución de fidelidad.

Los Registros de Hipotecas no inscribirán ningún documento si no lleva adherida la estampilla correspondiente o la constancia notarial o del Banco Hipotecario del Uruguay, según los casos, de estar comprendidas en las excepciones a que se refiere este artículo.

El producido de este impuesto será distribuido en la forma siguiente: el 75% al Departamento Financiero de la Habitación para el servicio de interés y amortización de la Deuda emitida de acuerdo con el inciso b) del Artículo 4° de la Ley No. 10976 y el 25% al Instituto Nacional de Colonización para el servicio de interés y amortización de la deuda "Empréstito de Fomento Rural y Colonización", emitida de acuerdo con las leyes de 10 de setiembre de 1923 y 10 de mayo de 1929.

 

Artículo 8° - Los fondos propios del Departamento y los provenientes de las cuotas de ahorro, que no tengan aplicación inmediata para la realización de los fines de esta Ley, podrán colocarse en operaciones que ofrezcan una especial liquidez, requiriéndose para ello resolución favorable tomada por cinco votos por lo menos, de la totalidad e miembros dl Directorio Integrado.

 

Artículo 9° - El Departamento podrá acrecer los recursos disponibles para sus operaciones, con capitales tomados en préstamos, quedando autorizado a estos efectos, para emitir certificados, bonos u obligaciones, afectar en prenda créditos hipotecarios, caucionar títulos y, en general, realizar todas aquellas operaciones financieras conducentes a dichos fines. Los préstamos que obtenga el Departamento en la forma que se deja establecida, no podrán exceder del ochenta y cinco por ciento (85%) de los créditos hipotecarios en vigor. También podrá el Departamento realizar parte de su activo hipotecario procediendo al efecto a la cesión de los créditos constituidos a su favor.

Para la validez de la afectación prendaria y de la cesión, no será necesaria la notificación del deudor.

 

Artículo 10° - El Banco Hipotecario del Uruguay podrá adquirir, pagando el precio en títulos o en efectivo, los créditos hipotecarios de primer grado del Departamento, que éste le cederá en las condiciones siguientes:

a) El precio no podrá exceder del 70% del valor de la tasación de los inmuebles que garanticen los créditos adquiridos.

b) El crédito del Banco quedará con garantía de primer grado y con preferencia a la parte no cedida si la cesión fuera parcial;

c) El departamento administrará dichos créditos, y las cantidades que perciba por concepto de los mismos deberán ser aplicadas en primer término al cumplimiento de las obligaciones constituidas a favor del Banco Hipotecario del Uruguay y exigibles en el momento de la percepción. El Departamento podrá ejercer por sí y por el Banco la totalidad de los derechos y acciones que les acuerden los contratos y la ley, sin perjuicio de que el Banco lo pueda hacer directamente si lo considerase conveniente;

d) Las operaciones que el Banco realice con el Departamento se documentarán en actas notariales, con individualización precisa de los créditos hipotecarios cedidos o que se afecten en garantía, así como de las condiciones especiales en que se efectúe la cesión;

e) No regirán para estos préstamos las limitaciones establecidas en el Art.58 de le Ley Orgánica del Banco;

f) El Banco podrá acreditar a favor del Departamento Financiero de la Habitación, en un todo o en parte, las utilidades que se produzcan por la amortización de los títulos emitidos de conformidad a este artículo.

 

Artículo 11° - Podrá también el Banco conceder préstamos en efectivo o abrir créditos en cuenta corriente al Departamento, con garantía prendaria de créditos hipotecarios. En este caso los préstamos no excederán del 85% (ochenta y cinco por ciento) del monto de los créditos que los afiancen. Para estas operaciones regirá lo dispuesto en los incisos d) y e) del artículo precedente.

 

Artículo 12° - Los tipos de interés, amortizaciones, plazos, modalidad de los planes y demás condiciones de las operaciones de ahorro y préstamos que realice el Departamento, serán determinados por el Directorio Integrado, con la conformidad de cinco de sus miembros. La entrega del adjudicatario no será en ningún caso inferior al 15% de la suma del contrato, no pudiendo concederse una suma mayor de $30.000.oo cuando se trate de la vivienda individual. Si el ahorrista desistiera de la operación retirando sus depósitos antes de la adjudicación del préstamo y correspondiera el pago de intereses, éstos se liquidarán dentro de las limitaciones que se fijen con arreglo a las disposiciones de las leyes pertinentes y de acuerdo con las estipulaciones especiales del contrato de ahorro.

 

Artículo 13° - El Departamento podrá también otorgar préstamos con garantía de segunda hipoteca sobre fincas que estén gravadas o se hipotequen en primer término, al Banco Hipotecario del Uruguay, no pudiendo exceder ambos préstamos del ochenta y cinco por ciento (85%) del valor del respectivo inmueble. Podrán ser beneficiarios de estos préstamos, además de los ahorristas afiliados al Departamento, los propietarios que acepten las condiciones que el Directorio Integrado les imponga, para la construcción de edificios que contribuyan a la solución del problema de la habitación.

 

Artículo 14° - Regirán para el Departamento Financiero de la Habitación, en lo que no se oponga a la presente ley, las disposiciones pertinentes de la Carta Orgánica del Banco Hipotecario del Uruguay, con excepción de los artículos 52 (inc.G), 53, 54, 59, 60 y 61, apartados 1° al 4° inclusive.

 

Artículo 15° - En cada caso, el Departamento celebrará convenios especiales con el prestatario, respecto de las condiciones en que se efectuarán los préstamos, sus garantías, reembolsos, obligaciones y modos de hacerlas efectivas. También podrá pactar válidamente la renuncia de todos los trámites de la vía ejecutiva o de apremio (incluso la adjudicación privada por una suma que se establecerá en el convenio), de los términos o plazos de desalojo, y otras disposiciones legales de carácter imperativo o prohibitivo.

 

Artículo 16° - Las propiedades que se hipotequen al Departamento quedarán de pleno derecho afectadas con anticresis a favor de dicha institución, sin necesidad de registrarse, y el ejercicio de ese derechos anticrético será facultativo por parte del acreedor. Esta anticresis prevalecerá sobre los derechos personales constituidos a favor de terceros y sobre los reales que se constituyan con posterioridad a la hipoteca, excepto cuando se trate de deudas que respondan a impuestos y tasas nacionales y municipales.

 

Artículo 17° - Las fincas financiadas con los préstamos que otorga el Departamento y que se destinen a vivienda del prestatario, de su familia o de personas a su cargo, de los ascendientes o descendientes en línea directa de ambas ramas del prestatario o de su cónyuge, estará –hasta tanto la deuda con el Departamento y el Banco no se halle reducida al 50% del valor de tasación- libres de ejecuciones y embargos exceptuadas las que puedan resultar de la hipoteca que se autoriza por la presente Ley o de las que respondan a impuestos y tasas nacionales o municipales. Cuando el aforo de estas viviendas no exceda de diez mil pesos, estarán además exentas del pago de la contribución inmobiliaria durante diez años a partir de la fecha del primer pago del impuesto que corresponda después de la escrituración. Esta exoneración sólo regirá en el caso de que el prestatario no tenga otros bienes inmuebles cuyo aforo exceda de diez mil pesos. Si la finca se arrendara a personas extrañas a las que se hace mención en este artículo deberá cesar dicha exoneración, salvo los casos especiales en que el Departamento considere justificado el arrendamiento y lo autorice expresamente.

 

Artículo 18° - Para las operaciones a que se refiere el artículo anterior, los aranceles correspondientes a honorarios de tasadores, inspectores de construcciones y escribanos, no podrá exceder del 50% de los que fijan en las transacciones generales del Departamento.

 

Artículo 19° - En caso de fallecimiento del propietario de una finca financiada de acuerdo con esta Ley le será aplicable a los herederos la limitación del artículo 30 de la Ley No.9723 de 19 de noviembre de 1937, y la de pedir la enajenación forzada, siempre que dicha finca constituya la vivienda del cónyuge supérstite y que éste no posea otros bienes raíces cuyo aforo, en conjunto, exceda de veinte mil pesos incluido el de dicha vivienda (62).

(62) Ley N° .9.723 de 16.11.937. Artículo 30: en caso de fallecimiento del adquiriente, el cónyuge sobreviviente no podrá ser obligado a la división de la propiedad por los herederos, salvo el caso de nuevo matrimonio o de conducta irregular, declarada, a ese efecto, por el Juzgado Letrado de 1a.instancia que correponda. De este fallo habrá apelación en relación para ante el Tribunal de Apelaciones, cuya sentencia hará cosa juzgada.

Tanto en ese caso como en los de divorcio o separación de cuerpos, tampoco podrá dividirse mientras haya hijos menores, salvo autorización otorgada por el Juzgado de Menores o el Letrado de 1a. instancia respectivo, con apelación en relación para ante el Tribunal de Apelaciones, cuya sentencia hará cosa juzgada.

En los casos aludidos en los dos apartados anteriores, cuando fuere imposible o inconveniente a juicio del Juez la convivencia, se dará preferencia en el usufructo de la vivienda a los hijos menores o al cónyuge a cuyo cargo hubiere quedado el mayor número de éstos.

 

Artículo 20° - El Departamento podrá, con el voto conforme de cinco miembros del Directorio integrado, adquirir los derechos y acciones, cuotas o partes de las Instituciones privadas, establecidas con anterioridad a la fecha de la sanción de esta Ley, que operen con el crédito inmobiliario sobre la base del ahorro popular o de cualquier sistema basado en el pago de cuotas periódicas en concepto de anticipos, ahorro, intereses, amortizaciones, comisiones, con o sin juego de intereses, participaciones, etc.

 

Artículo 21° - Agrégase al inciso B) del artículo 95 (63) de la Ley Orgánica del Banco Hipotecario del Uruguay, el siguiente apartado:

Tratándose de escrituras que se otorguen fuera del departamento de Montevideo, el Directorio podrá designar la persona o personas que representen al Banco en esos casos, acreditándose dicha representación mediante simple copia del acta firmada por el Presidente y el Secretario, sin necesidad de inscripción en el Registro.

 

Artículo 22° - El Poder Ejecutivo reglamentará la presente Ley.

 

Artículo 23° - Comuníquese, etc.

 

Sala de Sesiones de la Cámara del Senadores, en

Montevideo, a 18 de noviembre de 1947

(63) Ver art.97 inc.F) en la redacción dada por la Ley No.15100 de 23 de diciembre de 1980.

 

CYRO GIAMBRUNO

Vicepresidente

 

José Pastor Salvañach

 

Ministerio de Hacienda

Montevideo, 4 de diciembre de 1947

Cúmplase, avísese recibo, comuníquese, publíquese e insértese en el Registro Nacional de Leyes y Decretos

 

BATLLE BERRES

Ledo Arroyo Torres

 

 

 

LEY 14.469

C.E. 156ª.Ses.25 de noviembre de 1975

Promulgación: 27 de noviembre de 1975

 

BANCO HIPOTECARIO DEL URUGUAY

Se declara extinguida la personería jurídica

del departamento financiero de la habitación (*)

 

 

AÑO DE LA ORIENTALIDAD

 

El Consejo de Estado ha aprobado el siguiente PROYECTO DE LEY

 

Artículo 1° - Declárase extinguida la personería jurídica del Departamento Financiero de la Habitación del Banco Hipotecario del Uruguay.

 

Artículo 2° - Los cometidos y atribuciones acordados a dicha persona jurídica por la legislación vigente, corresponderán sin exclusión alguna al Banco Hipotecario del Uruguay.

 

Artículo 3° - El activo y pasivo de la referida Institución quedan transferidos de pleno derecho al Banco Hipotecario del Uruguay que será considerado a todos los efectos como su sucesor a título universal.

En cuanto a los inmuebles, el Registro de Traslaciones de Dominio procederá a la registración

(*) Publicada en "Diario Oficial" el 4 de diciembre de 1975

correspondiente, a pedido del Banco, con la sola presentación de certificados que aquél expedirá, con referencia precisa a los datos individualizantes de cada raíz, título y modo de la adquisición y a la inscripción del instrumento respectivo.

 

Artículo 4° - Deróganse los artículos 5° , 6° y 7° de la ley 10.976 de 4 de diciembre de 1947, modificativos y concordantes y demás normas que se opongan a la presente ley.

 

Artículo 5° - Esta ley comenzará a regir a partir del 1° de enero de 1976.

 

Artículo 6° - Comuníquese, etc.

 

Sala de Sesiones del Consejo de Estado, en Montevideo a 25 de noviembre de 1975.

ALBERTO DEMICHELI

Presidente

MANUEL MARIA DE LA BANDERA

NELSON SIMONETTI

Secretarios

 

 

Ley 14.659

C.E. 36ª.Ses.1° de junio de 1977

 

CAJA NACIONAL DE AHORRO POSTAL Se suprime(*)

 

El Consejo de Estado ha aprobado el siguiente

 

PROYECTO DE LEY

 

Artículo 1° - Suprímese la Caja Nacional de Ahorro Postal creada por la Ley 6.888, de 27 de febrero de 1919.

Los cometidos y atribuciones acordados a dicha persona jurídica por la legislación vigente, corresponderán al Banco Hipotecario del Uruguay.-

 

Artículo 2° - El activo y pasivo de la Caja Nacional de Ahorro Postal quedan transferidos de pleno derecho al Banco Hipotecario del Uruguay, quien será considerado a todos los efectos como su sucesor a título universal.

Los diversos Registros procederán a la registración correspondiente, a pedido del Banco, con la sola presentación de certificados que este último expedirá, con referencia precisa a los datos individualizantes de cada bien, título y modo de la adquisición en su caso y ala inscripción del instrumento respectivo.

 

Artículo 3° - A partir de la vigencia de la presente ley, los funcionarios dela Caja Nacional de Ahorro Postal dependerán provisoriamente del Banco Hipotecario del Uruguay y pasarán a integrar planillas especiales a los efectos de la percepción mensual de sus remuneraciones, las que será atendidas con cargo a las actuales fuentes de recursos.

 

(*) Publicada en "Diario Oficial" el 21 de junio de 1977

 

Las referidas planillas serán administradas por el Banco Hipotecario del Uruguay.

 

Artículo 4° - El Banco Hipotecario del Uruguay, dentro de los ciento ochenta días siguientes a la vigencia de la presente ley, podrá incorporar los funcionarios a que se refiere el artículo anterior a su personal estable, los que mantendrán su afiliación a la Caja de Jubilaciones y Pensiones Bancarias.

 

Artículo 5° - Los funcionarios que no hubiesen sido incorporados al vencimiento de dicho plazo, serán redistribuidos por el Poder Ejecutivo, previo asesoramiento de la Oficina Nacional del Servicio Civil, aplicando lo dispuesto por los artículos 441 y 442 de la ley No.13.640, de 26 de diciembre de 1967, modificativas, concordantes y ampliatorias.

La referida redistribución atenderá, en primer lugar, las necesidades de personal del sector bancario estatal. A tales efectos, los Bancos oficiales no podrán designar otro personal distinto al proveniente de la Caja Nacional de Ahorro Postal, por el plazo de un año, a contar de la fecha de la publicación el "Diario Oficial" de la presente ley, sin previa autorización de la Oficina Nacional del Servicio Civil, la que concederá dicha autorización cuando no disponga del personal referido con las condiciones exigidas por el Banco solicitante.

 

Artículo 6° - Tanto la incorporación al Banco Hipotecario del Uruguay, como la redistribución que realice el Poder Ejecutivo a que se refieren los artículos anteriores, se ajustarán a las siguientes condiciones y a las demás que surjan de la presente ley:

Los funcionarios mantendrán su jerarquía presupuestal y la totalidad de las remuneraciones percibidas a la fecha de su incorporación al organismo de destino.

Cuando el funcionario sea incorporado a un organismo cuyo cargo no tenga equivalencia con aquél del cual es titular, se procederá en el acto de su incorporación o redistribución, a transformar su denominación dentro de similar jerarquía de funciones. En el caso de redistribución, el Poder Ejecutivo recabará el asesoramiento de la Oficina Nacional de Servicio Civil.

Cuando el sueldo básico del funcionario fuese superior al del cargo al cual se le incorpora, la diferencia resultante será considerada como compensación personal al funcionario y no al cargo. Los aumentos futuros se calcularán sobre la retribución del cargo al cual se incorpora el funcionario, manteniéndose la compensación personal, la que será absorbida progresivamente con los aumentos de retribuciones derivadas de los ascensos en la carrera administrativa en el organismo de destino. Cuando el sueldo básico del cargo al cual se le incorpora fuese superior al sueldo básico del cargo del cual era titular en el organismo de origen, tendrá derechos a percibir la diferencia resultante, que se adicionará a la remuneración básica del cargo respectivo.

Los funcionarios deberán optar dentro del plazo de treinta días a contar de las respectivas incorporaciones a los organismos de destino, entre seguir percibiendo la suma que por concepto de compensaciones, primas o beneficios especiales les correspondían en la repartición de origen, o las que tuvieran en la repartición a que se incorporan.

 

Artículo 7° - Los funcionarios de la Caja Nacional de Ahorro Postal que sean redistribuidos en organismos que no integren el sistema bancario, continuarán afiliados a al Caja de Jubilaciones y Pensiones Bancarias.

 

Artículo 8° - El Poder Ejecutivo, en oportunidad de la aprobación de los presupuestos de los Entes Industriales y Comerciales, autorizará la creación de los cargos y las partidas necesarias para el respectivo personal que fuera redistribuido en alguno de dichos Entes, o incorporado al Banco Hipotecario del Uruguay, de conformidad con la presente ley.

En el caso de incorporar personal a los organismos comprendidos en el Presupuesto Nacional, la Contaduría General de la Nación habilitará los créditos correspondientes conforme a las normas vigentes.

 

Artículo 9° - El Banco Hipotecario del Uruguay administrará todo lo relativo a legajos y antecedentes de los funcionarios de la Caja Nacional de Ahorro Postal, debiendo suministrar a la Oficina Nacional del Servicio Civil, toda la información que ésta le requiera, a efectos de cumplir con el cometido de redistribuir a los mencionados funcionarios.

 

Artículo 10° - Convalídanse los actos del Directorio del Banco Hipotecario del Uruguay cumplidos como administrador de la Caja Nacional de Ahorro Postal, en aplicación del artículo 2° de la resolución 962/975, de 10 de junio de 1975.

 

Artículo 11° - Comuníquese, etc.

 

Sala de Sesiones del Consejo de Estado, en Montevideo, a 1° de junio de 1977.

HAMLET REYES

Presidente

NELSON SIMONETTI

Secretario

 

Ministerio de Economía y Finanzas.

Montevideo, 7 de junio de 1977

 

Cúmplase, acúsese recibo, comuníquese, publíquese e insértese en el Registro Nacional de Leyes y Decretos

 

Aparicio Mendez

Valentín Arismendi

 

 

Ley 14.666

C.E. 35a. Ses. 31 de mayo de 1977

 

PLAN NACIONAL DE VIVIENDAS Se sustituyen disposiciones de la Ley 13.728

por la que se estructuró (*)

 

El Consejo de Estado ha aprobado el siguiente

 

PROYECTO DE LEY

 

Artículo 1° - Sustitúyense los artículos 74, 75, 76, 77 y 78 de la ley 13.728, de 17 de diciembre de 1968, por los siguientes:

 

"Artículo 74. El Poder Ejecutivo por medio del Ministerio de Economía y Finanzas, fijará la política nacional de vivienda, evaluando sus aspectos económicos financieros en el contexto de la Política Económica Nacional.

Artículo 75. Son cometidos de la Secretaría de Planeamiento, Coordinación y Difusión en el Sector Vivienda:

 

  • 1° Estructurar el Plan Nacional de Desarrollo Urbano y de Vivienda dentro de las orientaciones generales enunciadas por el Poder Ejecutivo.
  • 2° Evaluar la realización de cada plan anual promoviendo eventuales modificaciones en los planes generales del sector;
  • 3° Observar ante el Poder Ejecutivo los desvíos que se aprecien en la ejecución de los planes anuales en relación con los objetivos y planes generales del sector.
  • 4° Coordinar la acción de los organismos que actúen en el campo de la Vivienda y lo que se relacione con ello en materias atribuidas a otros Ministerios. (*) Publicada en "Diario Oficial" el 20 de junio 1977
  • 5° Promover, orientar y estimular las investigaciones tecnológicas, sociales y económicas vinculadas a vivienda y locación.

 

Artículo 76.Asígnase al Banco Hipotecario del Uruguay sin perjuicio de otras disposiciones contenida en la presente ley, los cometidos siguientes:

  • 1° Diseñar los programas y establecer las disposiciones de orden interno para su funcionamiento a los fines de orientar la selección de proyectos de inversión en el área de acuerdo con los artículos 74 y 75 de la presente ley
  • 2° Recibir, evaluar, aprobar y controlar la ejecución de los proyectos
  • 3° Promover y asistir a cooperativas de vivienda, fondos sociales y otras asociaciones sin fines de lucro que actúen en materia de vivienda;
  • 4° Entender en todo lo relativo al sistema público de construcción de viviendas, en su calidad de órgano central del mismo.

Artículo 77. Para el cumplimiento de los planes anuales, el Banco Hipotecario del Uruguay podrá utilizar, además de los recursos creados por esta ley, sus fondos propios y los provenientes de sus líneas de captación de ahorro.

 

Artículo 78. El Poder Ejecutivo, con el asesoramiento del Banco Hipotecario del Uruguay, promoverá la prestación a las cooperativas de vivienda de los servicios de educación cooperativa y social por parte del Estado.

Dicha función será realizada por aquellos organismos que la reglamentación indique, teniendo en cuenta sus competencias específicas, procurando dar intervención, en lo pertinente, a las Intendencias Municipales".

 

Artículo 2° - Modifícanse los artículos 4° y 5° de la ley 13.728, de 17 de diciembre de 1968, que quedarán redactados de la siguiente manera:

 

"Artículo 4° . El Poder Ejecutivo, con la intervención de la Secretaría de Planeamiento, Coordinación y Difusión, ajustará y enviará al Organo Legislativo, dentro del primer año de cada período de Gobierno un Plan Quinquenal de Desarrollo Urbano y Vivienda integrada en los planes de desarrollo económico y social de acuerdo con las previsiones establecidas en el artículo 75.

Artículo 5° . Sin perjuicio de lo dispuesto en el articulo anterior, el Ministerio de Economía y Finanzas, remitirá anualmente al Poder Ejecutivo, la propuesta de ajuste del Plan Quinquenal para el año siguiente, con la asignación de recursos respectivos".

 

Artículo 3° - Todos los cometidos asignados a la Dirección Nacional de Vivienda y al Instituto Nacional de Viviendas Económicas, que por la presente ley no se hayan atribuido al Ministerio de Economía y Finanzas y a la Secretaría de Planeamiento, Coordinación y Difusión, serán de competencia del Banco Hipotecario del Uruguay.

Al solo efecto de cumplir con los cometidos asignados al Instituto Nacional de Viviendas Económicas que pasan a ser de competencia del Banco Hipotecario del Uruguay, el Protocolo autorizado por el artículo 3° de la ley 12.528 de 23 de setiembre de 1958, corresponderá en adelante a dicho Banco, quien deberá comunicar a la Suprema Corte de Justicia los funcionarios escribanos facultados para autorizar las escrituras públicas en el mismo. Asimismo y al exclusivo efecto señalado al comienzo de este inciso, el Banco Hipotecario del Uruguay tendrá un Registro de Protocolizaciones propio, quedando facultado para realizar las gestiones pertinentes ante la Suprema Corte de Justicia.

 

Artículo 4° - Suprímese el Instituto Nacional de Viviendas Económicas creado por la ley 9.723 de 19 de noviembre de 1937.

El activo y pasivo de dicho Instituto queda transferido de pleno derecho al Banco Hipotecario del Uruguay que será considerado a todos los efectos como sucesor a título universal.

En cuanto a los inmuebles, el Registro de Traslaciones de Dominio, procederá a la registración correspondiente, a pedido del Banco, con la sola presentación de certificados que aquél expedirá con referencia precisa a los datos individualizantes de cada bien raíz, título y modo de adquisición y a la inscripción del instrumento respectivo.

 

Artículo 5° - A partir de la vigencia de la presente ley, los funcionarios de la Dirección Nacional de Vivienda y del Instituto Nacional de Viviendas Económicas, dependerán provisoriamente del Banco Hipotecario del Uruguay y pasarán a integrar planillas especiales a los efectos de la percepción mensual de sus remuneraciones, las que conjuntamente con los aportes jubilatorios correspondientes, serán atendidas con cargo a las actuales fuentes de recursos. Las referidas planillas serán administradas por el Banco Hipotecario del Uruguay.

 

Artículo 6° - El Banco Hipotecario del Uruguay, dentro de los ciento ochenta días siguientes a la vigencia de la presente ley, podrá incorporar los funcionarios a que se refriere el artículo anterior a su personal estable, los que mantendrán su afiliación al Banco de Previsión Social.

Los funcionarios que no hubiesen sido incorporados al vencimiento de dicho plazo, serán redistribuidos por el Poder Ejecutivo, previo asesoramiento de la Oficina Nacional de Servicio Civil aplicando lo dispuesto por los artículos 441 y 442 de la ley 13.640, de 26 de diciembre de 1967, modificativas, concordantes y ampliatorias.

 

Artículo 7° - Tanto la incorporación al Banco Hipotecario del Uruguay, como la redistribución que realice el Poder Ejecutivo a que se refiere el artículo anterior, se ajustarán a las siguientes condiciones, y a las demás que surjan de la presente ley:

  • Los funcionarios mantendrán su jerarquía presupuestal y la totalidad de las remuneraciones percibidas a la fecha de su incorporación al organismo de destino.
  • Cuando el funcionario sea incorporado a un organismo cuyo cargo no tenga equivalencia con aquél del cual es titular, se procederá en denominación dentro de similar jerarquía de funciones. En el caso de la redistribución, el Poder Ejecutivo, recabará el asesoramiento de la Oficina Nacional de Servicio Civil.
  • Cuando el sueldo básico del funcionario fuese superior al del cargo al cual se le incorpora, la diferencia resultante será considerada como compensación personal al funcionario y no al cargo. Los aumentos futuros se calcularán sobre la retribución del cargo al cual se incorpora el funcionario, manteniéndose la compensación personal, la que será absorbida progresivamente con los aumentos de retribuciones derivadas de los ascensos en la carrera administrativa en el organismo de destino. Cuando el sueldo básico del cargo al cual se le incorpora fuese superior al sueldo básico del cargo del cual era titular en el organismo de origen, tendrá derecho a percibir la diferencia resultante, que se adicionará a la remuneración básica del cargo respectivo.
  • Los funcionarios deberán optar dentro del plazo de treinta días a contar de las respectivas incorporaciones a los organismos de destino, entre seguir percibiendo la suma que por concepto de compensaciones, primas o beneficios especiales les correspondían en la repartición de origen, o las que tuvieran en la repartición a que se incorporan.

Artículo 8° - El Poder Ejecutivo, en oportunidad de la aprobación de los presupuestos de los Entes Industriales y Comerciales, autorizará la creación de los cargos y las partidas necesarias para el respectivo personal que fuera redistribuido en alguno de dichos Entes, o incorporado al Banco Hipotecario del Uruguay, de conformidad con la presente ley.

En caso de incorporar personal a los organismos comprendidos en el Presupuesto Nacional, la Contaduría General de la Nación habilitará los créditos correspondientes conforme a las normas vigentes.

 

Artículo 9° - El Banco Hipotecario del Uruguay administrará todo lo relativo a legajos y antecedentes de los funcionarios de la Dirección Nacional de Vivienda y del Instituto Nacional de Viviendas Económicas, debiendo suministrar a la Oficina Nacional de Servicio Civil toda la información que ésta le requiera a efectos de cumplir con el cometido de redistribuir a los mencionados funcionarios.

 

Artículo 10° - Declárase extinguida la personería jurídica de todos los institutos de asistencia técnica creados de conformidad con las disposiciones de la ley 13.728 de 17 de diciembre de 1958.

Sin perjuicio de lo preceptuado, conservarán su personería jurídica aquellos institutos que tengan contrato de fecha cierta, suscrito con anterioridad a la vigencia de la presente ley con cooperativas de vivienda o fondos sociales, con personería jurídica ya otorgada y a los solos efectos de posibilitar la ejecución de dicho contrato.

Aun en los casos mencionados en el inciso anterior, el Ministerio de Educación y Cultura a solicitud del Ministerio de Economía y Finanzas o del Banco Hipotecario del Uruguay podrá cancelar la personería jurídica de los institutos de asistencia técnica por las causales siguientes:

  • Por exceder los topes fijados para la retribución de sus servicios;
  • Por insolvencia técnica determinada por peritos del Banco Hipotecario del Uruguay;
  • Por realizar o respaldar actividades contrarias a la finalidad cooperativa o actuar en cualquier forma al servicio de terceros en perjuicio del interés de las cooperativas asistidas.

Artículo 11° - Deróganse los artículos 6° , 79° y 80° y la Sección 6 del Capítulo X de le ley 13.278 de 17 de diciembre de 1968.

 

Artículo 12° - Comuníquese, etc.

 

Sala de Sesiones del Consejo de Estado, en Montevideo, a 31 de mayo de 1977.

 

HAMLET REYES

Presidente

NELSON SIMONETTI

Secretario

 

Ministerio del Interior

Ministerio de Relaciones Exteriores

Ministerio de Economía y Finanzas

Ministerio de Defensa Nacional

Ministerio de Educación y Cultura

Ministerio de Transporte y Obras Públicas

Ministerio de Industria y Energía

Ministerio de Trabajo y Seguridad Social

Ministerio de Salud Pública

Ministerio de Agricultura y Pesca

Ministerio de Justicia

 

Montevideo, 9 de junio de 1977

 

Cúmplase, acúsese recibo, comuníquese, publíquese e insértese en el Registro Nacional de Leyes y Decretos.

 

APARICIO MENDEZ

General HUGO LINARES BRUM

ALEJANDRO ROVIRA

VALENTIN ASISMENDI

WALTER RAVENNA

DANIEL DARRACO

EDUARDO SAMPSON

LUIS H. MEYER

JOSE E. ETCHVERRY STIRLING

ANTONIO CAÑELLAS

ESTANISLAO VALDES OTERO

FERNANDO BAYARDO BENGOA

 

 

 

Ley 14.683

C.E. 46a. Ses. 2 de agosto de 1977

 

EX DIRECCION NACIONAL DE VIVIENDA Se dispone la transferencia de sus bienes

Al Banco Hipotecario del Uruguay (*)

 

El Consejo de Estado ha aprobado el siguiente

PROYECTO DE LEY

 

Artículo 1° - Los bienes inmuebles adquiridos a través de la Dirección Nacional de Vivienda, de acuerdo con lo dispuesto por el artículo 209 de la ley 13.278 de 17 de diciembre de 1968, cuya situación jurídica de todos se convalida, y que no hubieran sido enajenados a la fecha de la vigencia de la ley 14.656, de 9 de junio de 1977, se transferirán de pleno derecho al Banco Hipotecario del Uruguay.

El Registro de Traslaciones de Dominio procederá a la registración correspondiente, a pedido del Banco, con la sola presentación de certificados que el mismo expedirá, con referencia precisa a los datos individualizantes de cada bien raíz, al título y al modo de adquisición y a la inscripción del instrumento respectivo.

 

Artículo 2° - Los bienes muebles, máquinas y útiles afectados al servicio de la Dirección Nacional de Vivienda serán transferidos de pleno derechos al Banco Hipotecario del Uruguay.

 

Artículo 3° - Comuníquese, etc.

 

(*) Publicada en "Diario Oficial" el 15 de agosto de 1977

 

Sala de Sesiones del Consejo de Estado, en Montevideo, a 2 de agosto de 1977

 

HAMLET REYES

Presidente

NELSON SIMONETTI

Secretario

Ministerio de Economía y Finanzas

Ministerio de Justicia

Montevideo, 9 de agosto de 1977

 

Cúmplase, acúsese recibo, comuníquese, publíquese e insértese en el Registro Nacional de Leyes y Decretos.

 

APARICIO MENDEZ

VALENTIN ARISMENDI

FERNANDO BAYARDO BENGOA

 

 

Ley 14.872

 

C.E. 125a. Ses. 12 de enero de 1977

C.E. 126a. Ses. 30 de enero de 1979

C.E.133a. Ses. 20 de marzo de 1979

 

VIVIENDAS RURALES

Se exonera de determinados aportes, a la Construcción, ampliación, etc., de las destinadas

a la explotación agropecuaria (*)

 

El Consejo de Estado ha aprobado el siguiente PROYECTO DE LEY

 

Artículo 1° - La construcción, ampliación, modificación o refacción de vivienda y todo otro tipo de edificación destinados a la explotación agropecuaria en el medio rural, estarán exoneradas del pago de los aportes previstos en el artículo 5° de le ley 14.411, de 7 de agosto de 1975.

Las empresas de construcciones que realicen las obras precedentemente exoneradas deberán servir a sus trabajadores los beneficios salariales de licencia anual, sumas para el mejor goce de la licencia y sueldo anual complementario, conforme al régimen legal vigente establecido para la actividad privada en general.

 

Artículo 2° - El Banco Hipotecario del Uruguay podrá otorgar préstamos

 

(*) Publicada en "Diario Oficial" el 26 de abril de 1979.

 

de interés social (Artículo 26 de le ley 13.728 de 17 de diciembre de 1968 y concordantes) en las zonas rurales de la República, con garantía hipotecaria o sin ella.

En los casos de concederse el préstamos sin gravamen hipotecario, el prestatario garantizará de manera suficiente, a juicio del Banco, el buen cumplimiento de sus obligaciones.

Los referidos préstamos podrán otorgarse también cuando se tratare de viviendas destinadas a brindar habitación al trabajador rural que se instalare en el respectivo establecimiento sin la familia a su cargo.

Artículo 3° - Los referidos préstamos serán reajustables, de conformidad con el sistema establecido en la Sección 2) Capítulo IV de le ley 13.728 de 17 de diciembre de 1968, sus modificativas y ampliatorias.

Artículo 4° - Comuníquese, etc.

Sala de Sesiones del Consejo de Estado, en Montevideo, a 20 de marzo de 1979.

 

HAMLET REYES

Presidente

NELSON SIMONETTI

JULIO A. WALLER

Secretarios

 

Ministerio de Economía y Finanzas

Ministerio de Trabajo y Seguridad Social

Montevideo, 26 de marzo de 1979

 

Cúmplase, acúsese recibo, comuníquese, publíquese e insértese en el Registro Nacional de Leyes y Decretos.

 

APARICIO MENDEZ

VALENTIN ARISMENDI

JOSE E. ETCHEVERRY STIRLING

 

 

Ley 15.034

Se declara que el Fondo Nacional de Vivienda Creado por la ley 13.728, integra el patrimonio

del Banco Hipotecario

 

El Consejo de Estado ha aprobado el siguiente

 

PROYECTO DE LEY

 

Artículo 1° - Declárase que el Fondo Nacional de Vivienda, creado por el artículo 81 de la ley 13.728 de 17 de diciembre de 1968, integra el patrimonio del Banco Hipotecario del Uruguay, quien tendrá su titularidad y podrá afectarlo para todas las modalidades de crédito autorizadas por su ley orgánica.

Artículo 2° - Comuníquese, etc.

 

Sala de Sesiones del Consejo de Estado, en Montevideo, a 1° de junio de 1980.

 

HAMLET REYES

Presidente

NELSON SIMONETTI

JULIO A. WALLER

Secretarios

 

Ministerio de Economía y Finanzas

Montevideo, 8 de julio de 1980

 

Cúmplase, acúsese recibo, comuníquese, publíquese e insértese en el Registro Nacional de Leyes y Decretos.

 

APARICIO MENDEZ

VALENTIN ARISMENDI